12+1

Triscaidecafobia: Miedo irracional e incontrolable al número 13.

Bueno, algo puede que haya en todo eso, porque el decimotercer año de Rescepto ha sido el más crítico en la historia del blog (y no precisamente por el número de críticas publicadas). Cuestiones ánimicas que no se han circunscrito exclusivamente a Rescepto, provocaron que entre mayo y septiembre experimentara el período de parálisis más prolongado en sus ciento cincuenta y seis meses de existencia. De hecho, julio, agosto y septiembre fueron los primeros meses sin una sola actualización… y tener un blog parado tanto tiempo suele ser indicativo de que se encuentra cuando menos moribundo. A la postre, sin embargo, ha conseguido remontar, y aun a trancas y barrancas, sigue adelante, dejando atrás el número fatídico y avanzando ya hacia su decimocuarto año de vida.

Las consecuencias, sin embargo, han sido duras. Solo treinta y seis entradas publicadas (la mayor parte reseñas), y una caída significativa en el número de visitas respecto al récord que marcó el año pasado. Julio, en particular, fue el peor mes en casi una década. Visto en conjunto, sin embargo, hubiera podido ser mucho peor, pues otras épocas más boyantes han contribuido a que, a la postre, 2019 haya sido el segundo mejor año en cuanto a visitas de la historia del blog, contabilizándose un total de 86.492, para 237 diarias (lejos de las 358 del año pasado, pero por encima de las 226 de 2017 y 2012). Tampoco es que lo entienda mucho. Las visitas van y vienen como el Guadiana (justo en estos momentos, el blog está inmerso en un período de sequía extrema, con una caída de la noche a la mañana del 75% para la que no encuentro otra explicación que alguna jugarreta en la indexación de contenidos por parte de WordPress). Por eso mismo, me abstendré este año de desglosar el número de visitas por países, pues me resulta imposible determinar hasta qué punto es un dato fiable.

Con un total de 917.170 visitas, el objetivo del millón estará a tiro a lo largo del curso que se inicia… aunque no me atrevo a aventurar nada, porque para empezar, debería seguir activo durante todo ese tiempo.

El caso es que es tras tanto tiempo se hace complicado mantener la motivación. ¿Qué más me queda por explorar? ¿Qué puede añadir una nueva reseña a lo que ya exponen las setecientas sesenta y dos precedentes? Tengo, de hecho una veintena de títulos leídos y en cola de reseña (los que no escribí en la época oscura), y sí, tal vez haya cosas que me gustaría comentar de ellos, pero a estas alturas hace falta algo más para seguir en la brecha (el objetivo de las mil reseñas está tan lejos que no ayuda y, como siempre, la repercusión y el feedback son casi inexistentes).

Al menos, contra viento y marea, logré completar uno de los grandes proyectos del blog, la Hugolatría. Ya están reseñadas en Rescepto las sesenta y ocho novelas ganadoras del premio Hugo. Me ha llevado diez años, pero ahí están, junto con otras ochenta y cinco obras finalistas (solo en categoría de novela, que también hay un buen puñado de novelas cortas).  Ahora podría seguir con los Nebula (¿La Nebulatría?), de las que me falta por reseñar nueve, y después estarían los Locus, los World Fantasy, los Mythopoeic… (a este respecto, señalar que el Listado de Premios Fantásticos incluye ahora once galardones, catalogados además con etiquetas internas que mejoran la conectividad entre los distintos contenidos del blog). No hay límite. Setecientas y pico reseñas apenas suponen una minúscula fracción de lo que es la literatura fantástica.

No sé, tal vez se imponga una renovación. Buscar retos y enfoques distintos (como el plasmado en la última entrada sobre la posnarrativa en “El ascenso de Skywalker”). O no. Quizás baste con recuperar un poco las fuerzas y gestionarlas de modo diferente. Ya veremos. Por ahora, superado el bache, el blog sigue vivo, y eso tendrá que ser suficiente por un tiempo.

Centrando la atención en la parte social, la parálisis cuatrimestral también afectó al crecimiento de suscriptores en todas las opciones disponibles, aunque en las últimas semanas esa desviación se ha corregido un poco. Así, por ejemplo, los seguidores de Facebook han escalado hasta 384 (39 o un 11% más), mientras que la cuenta de Twitter cuenta con 41 seguidores adicionales, que suben el total a 346 (un incremento del 13,5%). También cabe destacar que la he desdoblado, creando una cuenta de autor para tratar temas que no conciernen al blog. A través del sistema de suscripción de WordPress sí que se ha notado de verdad el frenazo, pues apenas se han registrado 7 seguidores más (hasta 152, un 5% de incremento).

Para concluir, los más observadores (o memoriosos) habréis notado que de la propuesta estrella del año pasado, el salto de Rescepto a YouTube, nada de nada. Digamos que bastante había con mantener vivo el invento como para pensar siquiera en embarcarse en nuevas empresas. De hecho, el trabajo en torno al “Drácula” de Bram Stoker, que debía haber sido el tema del vídeo inaugural, acabó llegando como reseña tradicional muchos meses después. No he descartado la posibilidad por completo, aunque desde luego los meses siguientes los voy a tener muy, pero que muy ocupados, así que es difícil que mueva nada al respecto a corto o medio plazo.

¿Llegaremos al decimocuarto aniversario? ¿Se superará la cifra del millón de visitas? ¿Pasará la Nebulatría de un nombre molón a una realidad listable? ¿Verán finalmente la luz las diecinueve reseñas que están en estos momentos en el limbo?

Todas estas respuestas y más, el próximo 11 de enero (o no).

Cumpleaños anteriores:

 

~ por Sergio en enero 11, 2020.

8 comentarios to “12+1”

  1. Tu tranquilo, llegar ser llega, lo que hay que hacer es no pensar en ello ;)

  2. Bueno, Sergio, siempre hay altibajos, pero tu labor está ahí y, espero, seguirá estando durante mucho tiempo.
    Me llama mucho la atención que nuestras dos páginas tengan prácticamente la misma edad (yo empecé la mía en 2006), pero en número de visitas me ganas bastante, 917.170 la tuya y 827.306 la mía. Teniendo en cuenta que la tuya está dedicada exclusivamente a la ciencia ficción, y que la mía aborda además otros temas, la cuestión está clara: me ganas por goleada :-).
    Así pues, recibe un abrazo y adelante, que trece años no son nada.

    • Una diferencia del 10% no es nada… ni aunque fuera del 20% o incluso del 50%. Lo relevante es la perseverancia. A la postre, eso es lo que de verdad cuenta (¡O cuando menos con eso nos consolamos los que no conseguimos miles de visitas diarias!). Gracias, José Carlos.

  3. No es un diez por ciento, es bastante más ya que las visitas a mi sección de ciencia fincción son sólo una parte del total, y no precisamente la mayoritaria.Según los datos de 2018 (todavía no he trasteado los de 2019), un 7,34 % del total. Aunque no tengo calculados los acumulados (tal como lo contabilizo resulta complicado, ya que sólo considero las páginas que tienen un mínimo de visitas mensuales y no la totalidad de ellas, ya que sería un trabajo ímprobo tal como me llegan los datos), puesto que este porcentaje se mantiene aproximadamente estable a lo largo de los años, calcula por ti mismo… me ganas por megagoleada :-D.
    Pero como bien dices, lo importante es la perseverancia.

  4. Ánimo, no puede cerrar otro más. No pido que estés a diario (esa furia bloguera ya pasó por el mundo) pero tus reseñas siempre se agradecen. Enhorabuena por el cumpleaños.

  5. Yo también paso por etapas de cansancio, pero lo bueno que tiene una página como la mía en plan cajón de sastre es que me basta con cambiar de sección para descansar ;-)… lo malo, es que a veces se me queda estancada una sección durante demasiado tiempo, de hecho ahora mismo tengo bastante abandonada la de ciencia ficción y no por falta de material ni de ganas, sino porque no doy abasto.
    Pero lo importante es, como bien apuntaste, la perseverancia. Si hay que reducir el ritmo se reduce, no es cuestión de convertirlo en una obligación porque entonces estamos aviados, sino de mantener el grifo abierto aunque temporalmente sólo caiga un hilito.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

 
A %d blogueros les gusta esto: