Décimo aniversario de Rescepto Indablog

Tal día como hoy, un 11 de enero de hace diez años, Rescepto Indablog iniciaba su andadura por la blogosfera.

Como he venido relatando, los inicios no fueron muy prometedores. Nació como herramienta de promoción de un ezine que por entonces ya estaba muerto (aunque los editores todavía no lo sabíamos), y durante al menos un par de años fue dando tumbos, tratando de encontrar una identidad propia. Es casi un milagro que alcanzara los dos años y pico (una cifra que circula por ahí, no sé con qué grado de fiabilidad, como la esperanza de vida de un blog al nacer), completar toda una década de existencia no cabía, por supuesto, en mi mente por aquel entonces, así que es todo un placer anunciar el Décimo Aniversario de Rescepto.

10_aniversario2

Esta entrada será un poco diferente de la del resto de aniversarios, porque no celebro un solo año, sino todos y cada uno de ellos, con sus ciento veinte meses (o 4382 días). Para información más específica del 2016, me remito a la entrada correspondiente del anuario (con el año casi al 92%).

Muchas cosas han pasado en este tiempo. Los propios blogs, sin ir más lejos, han pasado un poco de moda, con muchas de sus antiguas funciones fagocitadas por Facebook (que no se lanzó oficialmente en español hasta 2008) o reubicadas en YouTube (¿Para qué leer nada, pudiendo ver y escuchar?). Los blogs, sin embargo, siguen siendo a mi entender imbatibles si la intención es que la información permanezca y pueda ser consultada al ritmo que el usuario (lector) quiera, y en ese sentido, poco a poco, Rescepto Indablog se ha ido configurando como una pequeña gran base de datos con primero decenas y luego centenares de obras fantásticas reseñadas (secundariamente, cae de vez en cuando algún comentario de película, sumando 80 hasta la fecha, y algún artículo, en número desconocido porque todavía no los he indexado, pero el grueso de los contenidos lo constituyen las reseñas/críticas).

Critico

No estoy cien por cien seguro de cuántos libros están reseñados en Rescepto. Según los índices (que pueden presentar errores), son al menos 628, entre los que predomina la ciencia ficción (356), seguida de la fantasía (182) y por último el terror (72). Entre ellos hay representación de todas las décadas de los siglos XX y lo que llevamos de XXI, así como cierto número de obras anteriores (41 títulos, que van desde 1898 al 414 a.C.). Para una información más exhaustiva, podéis consultar el Índice por año de publicación original, que también incluye información sobre el género al que pertenecen. En ciencia ficción constituye una representación bastante completa de estilos, autores y subgéneros, mientras que en los otros dos grandes géneros las lagunas son un poco más evidentes. Todo se andará.

Respecto a los autores, son 354 los que tienen obra individual (incluyendo aquí las colaboraciones entre dos escritores, pero no las antologías de autoría múltiple) reseñada en Rescepto. De ellos, 103 son españoles (lo cual no es mérito mío, sino que se lo debo en gran medida a las editoriales que durante unos años me mandaron ejemplares para reseña). Podéis consultar sus nombres en el Índice por apellido del autor, que incluye también información sobre los premios recibidos por la obra en cuestión.

biblioteca

Entre los más reseñados se cuentan Roberto Malo (13), Robert A. Heinlein (10), Robert Silverberg (10), Philip K. Dick (9), Brian Aldiss (8), Arthur C. Clarke (7), Lois McMaster Bujold (7), Frederik Pohl (7), Isaac Asimov (6), John Brunner (6), Samuel R. Delany (6), Fritz Leiber (6), Charles Stross (6), Greg Egan (5), Robert L. Forward (5), Joe Haldeman (5), Stephen King (5), Ursula K. Le Guin (5), Rafael Marín (5), Rodolfo Martínez (5), Larry Niven (5), John Scalzi (5), Iain Banks (4), Emilio Bueso (4), Víctor Conde (4), Pascual Enguídanos Usach (4), Robert E. Howard (4), Ismael Martínez Biurrún (4), China Miéville (4), Vernor Vinge (4), Peter Watts (4) y Roger Zelazny (4).

No hay ningún plan maestro. Salvo por los recibidos para reseña, que evidentemente llegaban bajo los designios de las editoriales, el resto los voy extrayendo de la Pila, los descargo de internet (del Proyecto Gutenberg los que están en dominio público o de las propias páginas de los autores, bajo licencias Creative Commons) o los busco activamente si tengo algún interés concreto (por rellenar algún hueco). Lo cierto es que todo esto me ha venido muy bien, porque me ha obligado a salirme de continuo de mi zona de confort y me ha hecho aprender a apreciar corrientes que tal vez, dejado a mi capricho, nunca me hubiera molestado en explorar. La única pega es que, cuanto más profundizo, más evidentes me resultan mis carencias, así que el número de títulos y autores que tengo que leer sí o sí no para de aumentar, y aumentar, y aumentar…

trinity-college-old-library

No negaré que de vez en cuando la motivación empieza a flaquear. Después de todo, son ya ocho años (los dos primeros no cuentan, porque apenas hubo reseñas) embarcado en este empeño, y no siempre se produce una conexión satisfactoria con el libro en cuestión, o tal vez el texto no dé para añadir gran cosa a lo ya expuesto medio millar de veces antes. La cosa también va por épocas, porque el mundo real interfiere, claro que sí, y siempre está presente la vocecilla que insta a dejar de “perder el tiempo” y dedicar los esfuerzos a algo “útil” (léase “productivo”). Por suerte (o por desgracia) siempre acaba surgiendo algo nuevo, algo que me impele a buscar las palabras apropiadas para compartirlo, y el blog sigue adelante, superando (hasta ahora) los baches en el camino.

Parte de la culpa de esa vacilación ocasional la tiene también cierta sensación de estancamiento. Desde hace cuatro años el blog no crece. Los contenidos casi se han duplicado, pero las visitas no sólo no aumentan, sino que incluso retroceden (ligeramente, si tenemos en cuenta una pequeña reducción en el ritmo de actualización, se trata más bien una meseta). Suman casi 618.000 en total, pero de haber seguido la dinámica de los seis primeros años podrían ser a estas alturas muchas más (de ahí que el sentimiento en este décimo aniversario sea en realidad un poco agridulce).

Lo peor es que no encuentro explicación. Como ya he comentado, año tras año aumenta el contenido idexable por los buscadores (que constituyen la principal vía de entrada al blog), y año tras año aumenta el número de seguidores por un medio u otro (a día de hoy, 275 en Facebook, 204 en Twitter, 122 a través de WordPress y 20 en Google+), pero nada de eso parece servir de mucho. Supongo que tendré que resignarme a la idea de que la cosa ha tocado techo (y buscar motivación por otro lado).

ten-years

Pero ya basta de buscarle pegas al asunto. Si Rescepto sigue en activo es porque los aspectos positivos superan en mucho a los negativos. Ya he mencionado el hecho de que me obliga a ampliar mis lecturas, pero quizás más importante sea que me ha permitido a lo largo de los años establecer contacto con muchos de los ciento y pico compañeros cuya obra (en parte) he reseñado, y aunque mantener unos estándares mínimos sea una tarea agotadora (que explica también en parte el que los dos o tres últimos años me haya dedicado más a bucear en la historia del género fantástico, lo cual plantea unas exigencias diferentes), e incluso me ganara cierta reputación de crítico duro (tampoco era para tanto), esas conexiones (mantenidas la mayor parte on line, y estrechadas en alguna convención aquí o allá) constituyen un “subproducto” del trabajo que me ha resultado particularmente satisfactorio.

Eso sí, sobre todo, Rescepto Indablog ha sido un proyecto que me ha obligado a seguir escribiendo, incluso en las épocas en que los ánimos no me daban para dedicarme a la ficción (algo mucho más frecuente de un tiempo a esta parte). En total, son 1062 entradas, con una media de palabras por entrada que supera con cierta holgura el millar, así que estamos hablando de más de un millón de palabras (calculo que serán en torno a 1.200.000). Sí, es mucho rollo que aguantarme, lo siento.

100ciaficcion_rescepto_400

Otro fruto importante del blog, por supuesto, lo ha constituido “La 100cia ficción de Rescepto“, el recopilatorio con 100 reseñas de ciencia ficción que publiqué el año 2013 y que obtuvo en la edición correspondiente el premio Ignotus a mejor obra de ensayo. Desde entonces que voy trabajando (de forma un tanto desordenada) en otro volumen dedicado a la fantasía (aún me faltan ciertas décadas por cubrir), e incluso ha empezado a rondarme la idea de sacar sendos volúmenes, quizás menores, dedicados a la ciencia ficción y el terror tempranos (anteriores a la Primera Guerra Mundial en un caso y a la Segunda Guerra Mundial en el otro). Son proyectos como poco a medio-largo plazo, pero ahí están (consumiendo recursos).

No ha habido tanta suerte por lo que respecta al blog en sí como candidato al Ignotus de Página Web. Sólo un vez en todos estos años estuvo nominado (el año 2013). Quizás algún día…

¿Y qué más queda para los diez próximos años?

Bueno, llegar a las 1000 reseñas estaría bien (en cuatro o cinco años sería muy factible), y más o menos a la par debería alcanzar también el hito de los 500 autores reseñados. También estaría bien completar en serio los comentarios a los ganadores de los premios fantásticos más relevantes (los Hugo andan bien encaminados, Nebula y Locus van un poco por detrás y más crudo lo tiene el World Fantasy), y por supuesto quedan pendientes los títulos que tengo marcados como esenciales para los libros de ensayo proyectados. De todas formas, todo esto supondría una evolución cuantitativa más que cualitativa, y tras diez años en el tajo, la renovación, en cierta medida, se hace imprescindible para poder seguir adelante.

futuro

No me gusta forzar nada. El blog ha ido cambiando con los años, y seguirá haciéndolo. No sólo es algo natural, sino necesario. No sé si me atrevo a expresar que ojalá dentro de otros diez años el invento siga en marcha, porque diez años en estas lides representan mucho, muchísimo tiempo, y tampoco conviene desafiar de forma tan inconsciente al destino.

Me limitaré por tanto a seguir emplazándoos por estos andurriales electrónicos día a día, entrada a entrada, mientras vayamos conservando el interés y siga teniendo cosas que compartir (y que merezcan, espero, ser compartidas).

Gracias por estar ahí.

Contáis con todo mi Rescepto.

Anuncios

~ por Sergio en enero 11, 2017.

14 comentarios to “Décimo aniversario de Rescepto Indablog”

  1. Enhorabuena por el blog!!

    Llevo leyéndote algunos años, y me has descubierto muchas obras y autores!

    Argumentas muy bien los textos, y por eso suelo fiarme de ti y suelo coincidir con tus opiniones. Así que muchas gracias, y ánimo!

    Si te interesa mi opinión, a mi me gustaría que hubiera más reseñas de obras actuales. Salen tantas cosas y hay tan poco tiempo que uno no sabe que leer!

    • Ya me gustaría, ya, pero la economía no me da para más. Me nutro principalmente de saldos, hallazgos en librerías de segunda mano y dominio público, así que, con suerte, las “novedades” acabo reseñándolas con una media de cuatro años de retraso (aunque vengo pensando seriamente lo de pasarme directamente al inglés para las obras anglosajonas, que me saldría la cosa por un tercio de su precio o menos una vez en el mercado de bolsillo).

  2. El mundo de los blogs de opinión en un campo como este necesita presencias definidas y no volátiles, de puntos de vista lo más diverso posible. Espero que Rescepto, Pepe Fotón y el resto de incalificables reseñeros permanezcáis muchos, muchos años más en la web creando contenido independiente. Felicidades!

    • La diversidad es muy importante. Una opinión en concreto no tanto, pero mientras esté bien fundamentada, siempre es valiosa (y es verdad que saber de qué pies cojea el reseñador ayuda a valorarla mejor). Gracias.

  3. ¡Feliz Aniversario, Sergio! Y, como tú dices, ¡a por diez más! Soñar no cuesta nada… :-)

  4. En una década dedicando tiempo y esfuerzo al blog es normal que surjan momentos de zozobra, dudas e incertidumbres, pero aún así pocas bitácoras pueden presumir de tener la calidad de la tuya; envidio tu ojo y capacidad crítica (a veces, otras creo que es un hándicap para simplemente disfrutar xD). En definitiva, muchas felicidades por estos diez años (o 2+8), y que sigas hasta que el cuerpo o la paciencia aguante.

    Saludos.

    • Eso es muy cierto. El ir siempre con el ojo análitico conectado cambia el modo en que se disfruta de la lectura. Por suerte es un trueque, no una anulación. Hay algo que se pierde, pero no es una perspectiva carente de sus propias satisfacciones. Gracias, ahí seguiremos, bitacoreando osadamente por el tiempo que nos quede.

  5. ¡Felicidades por esos diez añazos, Sergio! Este blog mola mucho. ¡Larga vida!

  6. ¡Hasta el infinito, y más allá! ;)

  7. Enhorabuena.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: