El precio del barquero

En algún lugar del interior de Galicia hay una sima ignota, “un buraco negro sobre o que os paxaros non voan”, apartada de los caminos y camuflada por una corona viva de tejos. Pero no es ése el motivo por el cual no hay ruta alguna trazada a través de sus tinieblas inmemoriales, ni se guarda registro de ella en las webs de espeleología. No, la razón no es tan prosaica.

Aquel que en su inconsciencia osara perturbar la noche eterna bajo las montañas podría encontrarse de súbito a orillas de un caudaloso río subterráneo de aguas negras y silenciosas, y al cabo de un rato quizás comenzara a vislumbrar sombras pálidas desfilando por la ribera. Una multitud incontable. Hombres, mujeres, altos y bajos, hermosos y feos, de todas las razas y edades imaginables, cada uno con su propia historia marcada a fuego en las profundidades de su alma, pero todos ellos unidos en una misma marcha, sin deseos ni esperanzas, hacia la oscuridad.

Entonces el explorador, vencida su ignorancia, se horrorizaría y se maravillaría de encontrarse, con cuerpo aún incorrupto, sobre la orilla Estigia; y albergaría el deseo de regresar al mundo de los vivos, salvando el tenebroso Aqueronte, y el gélido Cocito, y el ardiente Flegetonte y el amargo olvido del Lete. Mas no resulta tarea sencilla escapar del inframundo, pues todo en el reino del Hades tiene un precio, y para volver a ver la luz del Sol deberá satisfacer El Precio del Barquero.

Jamás un viaje fue tan liberador y luminoso, tan mísero y claro. De la mano de Aisa, el trayecto a través del Hades pierde parte de su poder, de su agonía. Aún así, a los caminantes no les queda más remedio que sobrecogerse ante las imágenes y los paisajes que dan vida al mundo de los muertos. Espíritus necrófagos, luchas eternas provocadas por las mayores bajezas humanas, y las virtudes más elevadas. Porque el camino al infierno está empedrado de buenas intenciones. Porque jamás un viaje fue tan liberador, ni tan terrible.

El precio del barquero

Saco de Huesos, 2010

ISBN: 978-84-938076-5-8

PVP: 14 € (libro físico)

4 € (ebook)

Si quieres comprar este libro, puedes encargarlo en la web de la editorial o a través de Cyberdark.

Críticas:

El autor no «edulcora» ninguna de sus propuestas. no hay redención para ciertos crímenes, no hay perdón para los fallos, no hay vuelta atrás, y el último mazazo cae sobre el público con el cierre de la historia «puente», con el momento en que el accidentado espeleólogo debe pagar su particular «precio» al barquero por las historias que se le han desvelado. Mars, como Aisa al anónimo narrador, conduce sin piedad a los lectores por un viaje demoledor, sobrecogedor, angustioso, intenso y cargado de morbo.

Son cinco las vidas que recorreremos con nuestro/a guía y en ellas nos asomaremos a lo más oscuro y terrorífico del alma humana.

Sergio/Aisa recurre al empleo de la palabra justa y la frase tajante y medida con precisión quirúrgica. Con este envoltorio perfila sus entornos y personajes y los devenires de estos con frío realismo, sin margen para la redención de última hora. Todo lo escrito lo es con la lógica y “divina” crueldad presente en las mitologías a que alude el autor y lo cierto es que los mundos creados por Sergio tiene total coherencia.

Lo cierto es que si ya Sergio me había llegado con alguno de sus relatos de ciencia ficción, ya con el que se recogía en la Antología Z de Nocte, Las cenizas de Niflheim, y con los relatos de esta, sobre todo los dos señalados [“Una presión excesiva” y “Jugos de una hierba de Hécate”], veo que me llega de la misma manera o mejor con los del género de Terror. Espero por ello que no abandone el primer género, mas quiero seguir leyendo este último.

La narración es impecable. Aquí me podría enrollar y decir que menudo dominio del vocabulario y de la gramática… Sí, en mi opinión lo tiene, pero el libro no sería tan sobrecogedor si las historias estuvieran vacías y no transmitieran todo lo que consigue hacer sentir al lector. No olvido la angustia que pasé leyendo “El fotógrafo de epitafios”… y a partir de ese momento fui consciente de que Mars me había llevado también al Hades; y él es un guía mucho más cruel, aún si cabe, que Aisa, porque es capaz de hacerte empatizar con cada uno de los que padecen mientras te hace sentir todas las bajezas humanas: rencor, avaricia y locura… entre otros muchos sentimientos.

En El Precio del Barquero hay un poco de todo, terror, fantasía, ficción, falta de aliento,… y en general una serie grande de sensaciones, más que de historias, que también.

Tengo por costumbre estudiar y leer con música, por aquello de que parece que me clarifica la mente. Y tengo una serie de recomendaciones para la gente que, como yo, disfruta de música y lectura a la par.

Para el fotógrafo de epitafios sin duda un primer contacto con Chopin (probablemente el Prelude in E-Minor (op.28 no. 4)). Y luego algo como Afterlife (La versión de CD de Avenged Sevenfold) para la segunda parte del relato.

Tienen ante ustedes un libro absolutamente recomendable, plagado de mitología, tremendamente hipnótico y adictivo, y a un escritor a tener muy, muy en cuenta que debería ser más conocido de lo que es.

Anuncios

Una respuesta to “El precio del barquero”

  1. Si logro recordar la pass de paypal, compro el ebook, hermano!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: