La invocación del picto

Al norte y un poco al oeste del centro del mundo se alzan los Montes Raajniakiri; una cicatriz aserrada que contiene como un dique los páramos de hielo que se difuminan del otro lado en la nada. Allí, tan cerca del cielo que parece como si un tajo descuidado propinado a la luz de las estrellas pudiera rajar el pellejo de la noche, la vida supone una lucha constante; contra las fieras, contra los hombres, contra los dioses, pero sobre todo contra los implacables elementos. Esas tierras esculpen, a partir de la propia roca madre, un linaje muy especial. Hombres duros, taciturnos, pacientes como el liquen que poco a poco va devorando las montañas, pero al mismo tiempo de emociones explosivas una vez han sido despertadas.

En retrospectiva, se antoja evidente que aquel debía ser uno de los focos del incendio destinado a arrasar el mundo. Se tenían en demasiada estima los dudosos méritos de la civilización, ese artefacto de fachadas imponentes e interior hueco, erigido bajo el capricho absurdo de alguna especie de locura colectiva y perpetuado por simple hábito.

El orden es una aberración. Ha de ser impuesto al caos por la fuerza. Y resulta ingenuo pensar que su dictadura perdurará por siempre.

Fix-up de espada y brujería que incluye las novelas cortas “Tras los muros de Esperanza” y “El juicio de Elil” y los relatos largos “La marca de la muerte”, “El monasterio de la Hermandad Roja”, “Aguacero” y “La invocación del picto”.

La invocación del picto

Cápside Editorial, 2018

Encargos en capside.editorial@yahoo.com

También disponible en Librería Cyberdark.net

PVP: 18 euros

Avance en PDF con las primeras 43 páginas

Críticas:

Su lucha con los lobos es mítica, asombrosa. Siempre caminando por el paso de duras montañas nevadas, sus pies le llevaran hasta su destino; da igual que tenga un papel reservado por dioses o la muerte. Él manda sobre su vida, siempre en busca de un nuevo hogar. Será escolta de unos peregrinos que desean llegar hasta el monasterio de la hermandad roja, repelerá el ataque de unos bandidos, luchará contra un oso y se las verá con una terrible avalancha. En los grandes reinos centrales, allá en el páramo helado de Skeerch, en la fría nada del norte, se transformará en un auténtico guerrero… ¿Qué más le ocurrirá a este hombre duro de un linaje especial? Yo os invito, amigos lectores, a leer esta joya de libro. Porque en verdad es una joya digna de estar en cualquier biblioteca personal.

Como en la mejor Espada y brujería clásica de la que el autor bebe el mundo de Nergal es un territorio de leyendas y mitos, de magia arcana y poco complaciente, de dioses no demasiado propensos a escuchar los ruegos de sus seguidores, soldados honorables siguiendo a mandos desleales, guerreros superados por la violencia que tan sólo viven para luchar un día más, salvajes que demuestran estar por encima de los oropeles y falsedad de la llamada civilización, y hombres que se dicen civilizados muy dados a la traición y al abuso de sus subordinados… Con una prosa, y una adaptación-traducción, muy cuidada y depurada, se podría considerar incluso que realmente moderna, resulta muy placentero y emocionante deslizarse por las escenas de la vida de Nergal, aunque resulte imposible no salir salpicado por la sangrienta descripción de alguno de los más dramáticos acontecimientos en que se verá envuelto


 
A %d blogueros les gusta esto: