Encuentro en Zarathustra

H. Beam Piper dio inicio a su carrera en 1947, entrando directamente en la órbita de John W. Campbell y Astounding. Durante trece años fue conocido sobre todo por sus relatos, aunque de esta época se cuentan tres breves novelas (dos de ellas publicadas en colaboración). A partir de 1961, sin embargo, empezó a volcarse más en la novela y publicó seis en cinco años. Sin embargo, la muerte de su agente, ocurrida antes de que pudiera comunicarle un buen número de ventas, unida a penurias económicas derivadas en parte de un agrio divorcio, lo llevaron al suicidio, que perpetró con una de las armas que coleccionaba.

encuentro_zarathustra

Su producción se inscribe principalmente en un par de grandes series. Por un lado, la del Paratiempo, sobre una sociedad que ha dominado el viaje entre hilos temporales y patrulla el universo para evitar desviaciones. Consiste en ocho relatos y una novela, «Lord Kalvan of Otherwhen», publicada póstumamente en 1965. Su serie principal, sin embargo, es la Terro-humana, que constituye una historia del futuro que abarca unos seis mil años, tras una guerra atómica en 1973 de la que surge una Federación que a su vez acaba dando paso a un imperio terrano (pese a constituir el período más extenso, el imperial fue el menos desarrollado por el autor).

A esta serie corresponden también ocho relatos, a los que se suman seis novelas, de las cuales las más famosas son la trilogía de los peluditos (little fuzzy). En 1963 «Litte fuzzy» («Encuentro en Zarathustra») obtuvo una nominación al premio Hugo, y su popularidad le llevó a publicar en 1964 una secuela, «The other human race» (rebautizada posteriormente como «Fuzzy sapiens»). En 1984 se encontró entre los papeles del autor el manuscrito de una tercera novela inédita, que se publicó bajo el título de «Fuzzies and other people».

LittleFuzzy

Si hubiera que definir «Encuentro en Zarathustra» con una sola palabra, yo elegiría «simpática». La novela nos cuenta las peripecias de Jack Holloway, un humilde trabajador en el planeta Zarathustra, cuyo único producto de exportación son las piedras solares. Cierto día, Holloway se tropieza con un ejemplar particularmente curioso de la más desarrollada forma de vida nativa, unos diminutos antropoides de espesa pelambre dorada que bautiza como «peluditos» (otra posible traducción de «fuzzy» sería «difusos», y esto es una polisemia totalmente premeditada).

Poco a poco, Holloway va convenciéndose de la inteligencia de sus nuevos amigos, hasta el punto de llegar a plantearse el que pudieran ser sapientes. Esto no cuadra con los intereses de la compañía que controla la extracción de piedras solares, pues de existir vida sentiente en el planeta sus prerrogativas se verían muy limitadas. Así pues, Victor Grego, el gestor principal de la empresa arrendataria de Zarathustra se apresta a pelear con todas sus fuerzas contra la noción de que esos simpáticos peluditos puedan ser inteligentes, y tras unos cuantos dimes y diretes y cierto juego sucio, al final, la cuestión se dirimirá del modo más estadounidense imaginable: en un tribunal, mediante un proceso que pone el quid del caso en la sapiencia o no de los peluditos.

LittleFuzzy2

«Encuentro en Zarathustra» aborda temas profundos, como la definición exacta de inteligencia o el equilibrio entre los derechos éticos y las necesidades económicas, pero lo hace con una simplicidad deliciosa, que no implica necesariamente superficialidad. De algún modo, Piper consiguió escribir una novela ecologista sin resultar sermoneante, una fábula moderna que toca sin la menor vergüenza todas las teclas emocionales que se ponen a su alcance, de un modo tan flagrante que es fácil perdonárselo. De vez en cuando, lo que te apetece es justo una novela de esas que te hacen sentir bien, y «Little fuzzy» es una de ellas.

Es cierto que la resolución judicial del caso reposa, más que en una maniobra astuta por parte de Holloway y sus seguidores, en un pequeño deus ex machina (que se salva de resultar excesivamente tramposo por cómo su semilla está ahí desde el principio… más o menos), pero esta flaqueza no deja de estar en consonancia con la ligereza de la trama. «Encuentro en Zarathustra» nos tiene en realidad ganados desde la presentación de los peluditos, que son justo el tipo de peluche viviente que cualquier película de ciencia ficción mataría por tener (y  hasta es posible que los ewoks les deban más de lo que posiblemente Lucas esté dispuesto a confesar).

LittleFuzzy3

La popularidad de las historias de los peluditos queda atestiguada a través de la publicación de cinco secuelas oficiales por otros autores. En 1981, William Tuning, a petición de la editorial ACE, publicó la secuela «Fuzzy bones» (esto fue antes del descubrimiento de la tercera novela de Piper). A esta siguió «Golden dreams: a fuzzy odyssey», de Ardath Mayhar (1984), que cuenta de nuevo la historia de «Encuentro de Zarathustra», pero desde el punto de vista de los peluditos. Más recientemente, John Scalzi, con permiso de los herederos de Piper, escribió una suerte de reboot de la franquicia, titulada «Fuzzy nation» («El visitante inesperado»), mientras que Wolfgang Dierh ha producido una trilogía secuela (que toma como canónica «Fuzzies and other people» en vez de «Fuzzy bones»), en colaboración con John F. Carr (albacea literario de Piper).

No solo el tiempo ha sido amable con esta novela (a tenor de la atención que aún despierta). Ya en su época le brindó a Piper su única nominación al premio Hugo, en un año en que la victoria (totalmente justa) fue para Philip K. Dick con «El hombre en el castillo«, siendo el resto de nominados Arthur C. Clarke por «Naufragio en el mar selenita«, Vercors por «Sylva» y Marion Zimmer Bradley por «The sword of Aldones» (posteriormente ampliada como «El exilio de Sharra»).

Otras opiniones:

 

~ por Sergio en diciembre 13, 2021.

2 respuestas to “Encuentro en Zarathustra”

  1. John Scalzi hizo una reescritura de este libro
    https://www.generacionfriki.es/libros/el-visitante-inesperado-la-reinterpretacion-de-john-scalzi-de-encuentro-en-zarathustra/

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

 
A %d blogueros les gusta esto: