The vampyre (El vampiro)

En abril de 1815, en una isla de Indonesia, se produjo una de las erupciones volcánicas más potentes jamás registradas, la del monte Tambora. A consecuencia de las ingentes cantidades de humo y cenizas lanzadas a la atmósfera, 1816 pasaría a la historia con el sobrenombre del año sin verano.

A orillas (suizas) del lago Ginebra, el tiempo desapacible frustó los planes de cinco personas. Por un lado estaba el poeta Percy Bysshe Shelley, su querida, Mary Wollstonecraft Godwin (quien tras el suicidio de la primera mujer de Percy pasaría a ser su esposa y a adoptar su apellido) y la hermanastra de ésta, Claire Clairmont. Por otro George Gordon Byron, el poeta más célebre de la época, y su médico personal, John William Polidori. Tras varios días encerrados por causa de la lluvia, leyendo obras como “Fantasmagoriana”, una traducción francesa de cuentos de terror alemanes, o “Vathek“, se planteó el reto de que cada uno escribiría su propio relato terrorífico.

the-vampyre

De aquellas veladas surgirían dos de los iconos más importantes de la literatura de terror. Por un lado, Mary (Shelley) Godwin produciría lo que con el tiempo acabaría dando lugar a “Frankenstein, o el moderno Prometeo” (1818). Por otro, Polidori acabaría componiendo el relato largo “El vampiro” (inspirado quizás en un fragmento inconcluso que lord Byron pudo o no escribir en aquella ocasión y que a posteriori ha sido bautizado como “El entierro” o “Fragmento de una novela”), el texto que introdujo a esa criatura del floclore del Mediterráneo oriental en el imaginario colectivo occidental y la dotó de sus características definitorias.

“El vampiro” (“The vampyre”) fue publicado por primera vez, sin su permiso, en abril de 1819 en la New Monthly Magazine, siendo atribuido erróneamente a Lord Byron. Quizás en parte debido a esa circunstancia (pronto desmentida tanto por Polidori como por el propio poeta), alcanzó una enorme popularidad, sentando las bases para todo un subgénero dentro de la literatura romántica que daría obras como “La familia de Vurdalak” de Alekséi Tolstoi (1834), “Varney el vampiro”, de James Malcom Rymer (1847), o “Carmilla“, de Sheridan Le Fanu (1872), hasta llegar a la obra cumbre, que recogería buena parte de la tradición previa y añadiría los trazos finales: “Drácula”, de Bram Stoker (1897).

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

El protagonista de la historia es Aubrey, un joven adinerado de la alta sociedad londinense, huérfano y con una hermana más joven a su cargo. Cuando, alcanzada su mayoría de edad, empieza a frecuentar los salones y los encuentros propios de su rango, su atención se ve atraída irremediablemente hacia Lord Ruthven (un trasunto apenas disimulado del propio Byron, con quien para entonces Polidori estaba enemistado), un aristócrata que roza los más altos círculos, sin llegar a integrarse de verdad en ellos, dividiendo por igual sus atenciones entre las damas con la moral más intachable y las más disipadas.

Cuando Lord Ruthven anuncia su intención de emprender un viaje por Italia, Aubrey se las arregla para que lo acepte como acompañente, y su fascinación no hace sino crecer, hasta que se revela la naturaleza corruptora de Lord Ruthven (todas las muchachas puras que entraron en contacto con él en Londres, a su partida, han acabado cayendo en el vicio). Aubrey lo confronta, tratando de salvar a su última víctima en potencia, y luego prosigue en solitario el viaje hacia Grecia, cuna de las viejas leyendas sobre vampiros.

Vampyre_Polidori

Por no revelar más de la trama, me limitaré a comentar que Aubrey, en la antigua tierra griega, se ve envuelto directamente en el horror del vampirismo y se reencuentra con Lord Ruthven, ignorante de su auténtica naturaleza, hasta que un juramento irreflexivo lo ata a su influencia (verdaderamente vampirizado, aunque en ningún momento llegue a alimentarse con su sangre), con resultados que se probarán trágicos.

En “El vampiro”, Polidori toma una figura del folclore oriental y la aristocratiza, haciéndola encarnar, con una pureza ya ausente por entonces, la fascinación medieval del estamento. El vampiro de Polidori es una criatura que desprecia la sociedad, y en particular la degradación de la alta sociedad, y que en cierto sentido la castiga, empujando a las damas hacia el vicio de un modo consciente y premeditado, no por la mera presión ciega de los pares.

Vampyre_Biron

Lord Ruthven es ya un vampiro que en sus características esenciales resulta plenamente reconocible, incluyendo la ambivalencia inicial que puede despertar en quienes lo tratan, el atractivo/repulsión de lo prohibido y las sublecturas sexuales del mito. Casi todo lo referente a ajos, cruces, metamorfosis y estacas se iría añadiendo después (aunque las estacas sí que tienen un pequeño papel en la historia), pero lo importante, la esencia del monstruo, que por un giro conceptual deviene en foco de la narración muy por encima del supuesto protagonista, ya está ahí, lista para erigirse en uno de los principales arquetipos no ya del horror, sino de la literatura en su conjunto.

En 1821, poco más de dos años después de su inesperado y no replicado éxito, Polidori era encontrado muerto, con claras evidencias de suicidio, aunque el forense reflejó como causa del deceso “muerte natural”. Estaba a punto de cumplir los veintiséis años. Como su personaje, no resistió la cercanía de una personalidad arrolladora que lo anuló. El comentario de Lord Byron al conocer su muerte fue: “Pobre Polidori, parece que la decepción ha sido la causa de este acto impulsivo. Había albergado unas esperanzas de fama literaria demasiado optimistas”.

Podéis descargaros el relato (junto con algunos extras) en versión original a través del Proyecto Gutenberg.

Otras opiniones:

Anuncios

~ por Sergio en marzo 2, 2015.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: