Lágrimas en la lluvia

Rosa Montero es una de las autoras más aclamadas en lengua castellana. En paralelo con una exitosa e influyente carrera dentro del periodismo, ha venido publicando desde 1979 una serie de novelas de diversos géneros (tocando incluso el fantástico en libros como «Temblor» [1990] o la juvenil «El libro de los sueños» [1991]). Su consagración a este respecto llegó quizás en 1997 con la concesión del primer Premio Primavera para «La hija del caníbal» y todo ello le llevaría a recibir el Premio Nacional de las Letras Españolas en 2017.

lagrimas_lluvia

En 2011 sorprendió posiblemente a todos con una novela que no solo era de pura ciencia ficción, sino que hacía gala de ello a través de su mismo título, una referencia a «Blade Runner», de Ridley Scott (1982): «Lágrimas en la lluvia». No solo eso, sino que esta novela acabaría constituyendo la primera entrega de las peripecias de la detective replicante Bruna Husky, que cuenta hasta la fecha con otras dos aventuras («El peso del corazón», de 2015, y «Tiempos de odio», de 2018).

«Lágrimas en la lluvia» se ambienta en un Madrid del año 2109 no tan diferente en realidad de nuestro tiempo, aunque con una serie de cambios significativos, el más relevante de los cuales sea posiblemente la existencia de replicantes (o tecnopersonas, por utilizar el eufemismo en boga), creados por ingeniería genética con veinticinco años y con una esperanza de vida de diez (momento en que se les desarrolla invariablemente una enfermedada llamada TTT o Tumor Tecno Total). También cabe mencionar que tras una serie de conflictos que abarcan buena parte del siglo XXI y el primer contacto extraterrestre (por medio de sistemas de teletransporte cuántico), toda la Tierra se ha unido en un único estado democrático, aunque existen otras dos potencias ubiadas en sus respectivos satélites artificiales, las dictaduras de Cosmos (comunista) y Labari (teocrática), con quienes coexiste en una suerte de guerra fría.

lagrimas_lluvia2

La novela arranca con un misterio. Se han venido produciendo una serie de muertes entre los reps, posiblemente relacionadas con la introducción de un alijo de memas (memorias artificiales) adulteradas. Bruna se ve metida de lleno en la investigación cuando su vecina replicante intenta matarla antes de sucidarse por el expeditivo procedimiento de arrancarse un ojo. Antes de que pueda recuperarse, se encuentra contratada por Chi, la líder de un partido radical pro-replicantes y se ve envuelta en una conspiración que cada vez va complicándose más, a medida que los muertos (tecnohumanos y humanos «normales») van apilándose y la tensión racial comienza a escalar, espoleada por otro partido político hasta ese momento marginal de corte neofascista.

En la más pura tradición detectivesca, acompañamos a Bruna en sus pesquisas, tratando de desentrañar una madeja que va haciéndose más y más embarullada, mientras interacciona con diversos personajes ya habituales en su círculo (como el anciano archivero Yiannis Liberopoulos, que llegó incluso a actuar de padre adoptivo de Bruna, o la imponente tabernera Oli) o nuevos y no siempre bienvenidos conocidos (como el memorista Pablo Nopal o el gigantesco policía Lizard). Al mismo tiempo, asistimos al deterioro progresivo de una sociedad que para empezar ya dista de ser una utopía, sacudida por el lamentablemente sencillo afloramiento de prejuicios raciales (antirep).

bruna_husky

Primero comentaré lo no tan bueno. El escenario de «Lágrimas en la lluvia» se me antoja poco coherente. Está construido a partir de elementos obtenidos de la más pura ciencia ficción, pero no percibo una coherencia interna. El grado de desarrollo tecnológico oscila de forma bastante arbitraria entre desarrollos que parecen de futuro cercano y avances poco menos que mágicos (como todo lo que tiene que ver con la teleportación). Por añadidura, una parte nada desdeñable de la información se nos ofrece a modo de entradas de «wikipedia» (que sí, cumplen otra función, pero no deja de ser un sistema un poco burdo de transmisión de información).

Por añadidura, y esto ya es una cuestión de expectativas, de «Blade Runner» en realidad solo toma una inspiración general y desde luego la historia no tiene absolutamente nada que ver con la novela original de Philip K. Dick («¿Sueñan los androides con ovejas mecánicas?«) ni, ya que estamos, con el cyberpunk literario. Quien espere algo en la línea de William Gibson o incluso Neal Stephenson va a llevarse una gran decepción.

Estas debilidades (perceptibles solo para los aficionados a la ciencia ficción), se ven sin embargo más que compensadas por un par de detalles. El primero, sin duda, es la enorme calidad literaria de Rosa Montero, que hace que cada personaje respire y tenga una personalidad propia, perfectamente delineada a base de pinceladas precisas. Por supuesto, entre todos ellos destaca Bruna Husky, que sin duda se me antoja una de las mejores caracterizaciones de la ciencia ficción española.

lagrimas_lluvia3

El otro elemento que cohesiona toda la trama es la existencia de un eje vertebral temático que domina desde el mismo título, porque hay dos cuestiones que definen y ubican casi cartesinamente a Bruna y que son la muerte y los recuerdos. Un muerte que la aguarda inexorablemente agazapada a cuatro años, tres meses y veintitantos días en el futuro. Unos recuerdos fiticios que han hecho de ella lo que es y cuya artificialidad le supone una carga emocional casi insoportable. La cita ampliada de las palabras del replicante Roy Batty, por cierto, es: «…todos estos momentos se perderán en el tiempo, como lágrimas en la lluvia. Es hora de morir.»

Lametablemente, la reflexión en torno al populismo y al oscuro atractivo de la intolerancia en tiempos convulsos resulta bastante superficial. Cabe reconocerle, eso sí, que se anticipa de un modo casi profético al auge de las opciones políticas de extrema derecha que por desgracia se verificaría no mucho tiempo después de la publicación de «Lágrimas en la lluvia». Esta cuestión, por desgracia, se plasma de forma excesivamente simple y se resuelve con idéntica facilidad, por lo que el mensaje queda bastante diluido (aunque da la impresión de que será una cuestión recurrente en la serie, así que cabría considerar su inclusión en este primer libro como una mera introducción).

tears_rain

Otra pequeña debilidad la encuentro en la resolución, que en mi opinión depende en exceso de circunstancias externas a Bruna Husky. Es algo que le sucede, antes que algo que provoca, y eso priva de fuerza a la trama detectivesca. También podría denotar que la novela pierde un poco el foco, al transitar de un modo un tanto brusco desde unos parámetros característicos del género negro a un contexto más propio de la novela de espionaje; todo ello durante una conclusión que, además, se deja un par de hilos abiertos, con el propósito de que sirvan de fundamento para entregas posteriores.

Pese a estas cuestiones, que rebajan quizás un poco el impacto global de «Lágrimas en la lluvia», se trata de una novela de ciencia ficción más que notable, que a buen seguro ha contribuido a difundir el género entre lectores poco habituados a él, atraídos por la trayectoria previa de la autora. Vale la pena seguir las tribulaciones de la replicante Bruna Husky, en ese Madrid a un siglo vista que tanto refleja las contradicciones y conflictos que borbotean ya bajo la superficie de nuestra sociedad presente.

Otras opiniones:

~ por Sergio en agosto 22, 2022.

2 respuestas to “Lágrimas en la lluvia”

  1. Una novela que leí con agrado, pero que quizá empecé a leer con las expectativas demasiado altas (por eso de la referencia al film de Scott y comentarios positivos de amigos) y, al final, no me dejó con ganas de más.

    • Es una novela bastante buena. No perfecta a nivel de trama, pero muy agradable de leer. El problema, desde luego, son las expectativas que invoca reclamando esos referentes, al menos para con los más conocedores.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

 
A %d blogueros les gusta esto: