En internet publica cualquiera

Pues sí, resulta que en internet publica cualquiera. ¡Vaya descubrimiento! Que prejuicio más cojonudo para pasar de todo lo que se publica en la red, ya sean los desvaríos del analfabeto funcional del barrio o las opiniones de un premio Nobel. ¡Viva la suprema igualdad de los bits!

Por supuesto, esto es un caso extremo, pero podemos llevarlo a un terreno más cercano y práctico. Veamos, ¿cuál podría ser? Ah, ya, la literatura, y de género para mayor inri. Reformulemos pues: En internet publica cualquier friqui.

Desde luego, el corolario a esta máxima es que todo, absolutamente todo lo que se publica en internet es basura e indigno de mendigar una pizca de atención al lector puro que no lee lo que publica un cualquiera. Se nos escapa un tanto la inquebrantable lógica subyacente a esta opinión, pero tenemos que plegarnos a la evidencia. Será culpa nuestra, por cazurros, o por becerriles, o siemplemente por arrogantes piltrafillas, cegados por la ilusión de estar seleccionando lo que publicamos de acuerdo con un criterio que podrá ser mejor o peor, pero que existe. Quizás sea porque publicamos a cualquiera (a varios cualquieras, para ser exactos).

Sí, creo que es ahí donde reside el intringulis de la cuestión. No en lo que se publica, sino en quién publica. Porque el publicar en internet, y sin ningún filtro previo, no impide que haya blogs personales seguidos religiosa y masivamente por buena parte de los que sostienen eso de que en internet publica cualquiera. Claro que sus autores ya demostraron su buen hacer sobre el papel. En todas aquellas maravillosas revistas, empezando por la decana Nueva Dimensión, de las que no sobrevive ni una (ojo, no es una crítica a su calidad, sino una constatación de la realidad actual). ¿Dónde vienen los nuevos autores a reclamar su granito de atención cuando no se han ganado los galones sobre pulpa de madera blanqueada? ¿Que ya no quedan revistas? Pues a joderse. Haber escogido otra época. O a saltar directamente a la novela. Nada garantiza que los mismos que pasan de los nuevos autores en internet vayan a pagar por descubrirlos en formato libro, pero siempre se puede probar. Al menos ya no existirá la excusa ésa de ser un cualquiera que publica en internet.

Claro que, a tenor del destino de proyectos en papel, como la desaparecida Tierras de Acero Magazine, queda la sombra de la duda sobre si donde se dice internet se menciona algún otro medio y se mantiene la postura. Quizás lo importante de la frasecita de marras no sea “internet” sino “cualquiera”.

Vivimos una época de expansión en cuanto a la edición de literatura de género, pero al mismo tiempo se está minando la base sobre la que se tendría que sustentar esta dinámica. El resultado es un superficie visible muy amplia, pero bajo ella va creciendo poco a poco el vacío. En pocas palabras: una burbuja.

Veremos qué sucede cuando por fin estalle, adónde se volverán las miradas preocupadas. Quizás hacia internet.

Quizás entonces ya no publiquen siquiera los que no son cualquiera.

Anuncios

~ por Sergio en noviembre 14, 2007.

4 comentarios to “En internet publica cualquiera”

  1. Le respuesta es fácil, en Internet publica cualquiera, pero en, pongamos, elpais.com publica quien pasa el criterio editorial de sus redactores. En cualquier otra página, lo mismo, para bien y para mal, hay webs que son antros de amiguismo donde publican un grupete y se la chupan entre ellos, igual que hay fanzines en papel de la misma guisa y también hay webs donde se aplican otros criterios, la cosa es fiarse del criterio de los administradores/editores, porque al fin y al cabo, en papel también edita cualquiera que tenga dos duros y se los quiera gastar, y si no que se lo digan al niño ese de doce años al que su papi o su tío le publicó la novelucha y luego tuvo la suerte (o la pasta) de conseguir atención en verano en tiempo de pocas noticias.

  2. Habría que empezar con un “casi nadie lee” y un “y menos cuentos” aparte de el no menos socorrido “de género”
    Creo que ya no es un problema de medio. La mayor parte de la gente que está interesada en el género quiere escribir, quiere ser leída, pero manifiesta poco interés por lo publicado que no sea lo suyo, o, al menos, los que comparten espacio con ellos. Hemos llegado a una masa crítica de escritores superior a la de lectores. Al menos es algo para ser estudiado en profundidad.
    Al final habrá que poner pose de intelectual gafapasta y empezar a mirar por encima del hombro de manera denigrante sólo para que te hagan caso, leñe.

  3. […] Les invito a todos a leer esta interesante reflexión sobre la publicación en web, disponible enterita en el blog del Team Rescepto. Pues sí, resulta que en internet publica cualquiera. ¡Vaya descubrimiento! Que prejuicio más […]

  4. Es verdad, Alfredo, ése es el otro punto, que hay más escritores que lectores. Quería hacer mención de ello (así como del fenómeno de los grupúsculos de escritores, que no es algo malo en sí mismo, pero lleva con muchísima facilidad a una dinámica de “sólo nos leemos entre nosotros”), pero al final me ha salido más centrado en un único aspecto de una problemática general. ¿El medio? Bueno, le ha tocado a internet como en otro momento le hubiera podido tocar a los fanzines en papel. Al final, es muy probable que la frasecita no sea más que una excusa para justificar la no lectura.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

 
A %d blogueros les gusta esto: