¡Dadnos aaaaaarrrgo!

Venga, como el blog anda un poquito parado, vaya aquí una entradita y una petición a las autoridades competentes:

La literatura también es cultura, así que, venga porfa, estiraos y concedednos unas “miajas” de subvención.

¡Hala, lo que hemos pedido! Si todo el mundo sabe que en España la única cultura que hay que subvencionar es la cinematográfica. Claro, como sacan tan buen partido de la pasta y ofrecen un divertimento tan atractivo como profundo. Si es que hay que protegerlos del coco americano. Que una película española, puro arte en imágenes, no puede competir con los bodrios que nos llegan del otro lado del Atlántico (bazofia como “Zodiac”, “Ratatouille”, “El ultimátum de Bourne”, la pareja Grindhouse, “La jungla 4.0″…).

Si es que sin pasta pública no habría quien rentabilizara una película, que el público español es muy inculto, zafio y vulgar (como defienden a capa y espada cada vez que se les exijen resultados). Vaya chollo que se han montado. En cualquier otro curro si tus gastos superan a tus ingresos te vas a la ruina y no hay nadie preparadito para cogerte en volandas y llevarte hasta el próximo proyecto artístico y supercomprometido. Que sí, que la cultura no se compra con dinero, pero vamos, como si la literatura no fuera cultura. Me gustaría que alguien aclarara las cuentas y explicará cuánto dinero va a parar a los bolsillos de los cineastas y cuánto, no ya sólo a escritores, sino a todo el resto de agentes culturales (músicos, pintores, escultores…). De todas formas, lo que nos escuece es lo de la literatura. Bastante jodido está el tema con la promoción de basura y los premios literarios digamos que sospechosos, eso por no hablar de que en este mundillo también se prefiere optar por lo seguro (extranjero con ventas probadas) que por lo español, como para tener que tragar con la prepotencia del artista de turno criticando la estulticia del público y lo dura que es la vida de un creador.

Esto viene a cuento de algunas noticias y cifras de actualidad. Como por ejemplo, la concesión de 15 millones a Garci para rodar una película ambientada en el alzamiento del 2 de mayo. Es una decisión completamente lógica. Después de todo, el susodicho debe haber recaudado esa misma cantidad… sumando sus últimas 10 películas o así. Pero claro, no se busca rentabilidad económica, sino cultural. ¿Que con el mismo presupuesto se hubieran podido escribir un millar largo de novelas? Pues sí, pero es que una presentación literaria no farda tanto ni es tan glamurosa… o será que los escritores no patalean (pataleamos) lo bastante fuerte.

No es un hecho aislado (sólo hiperbólico). Un repaso a la cartelera reciente arroja balances tan maravillosos como:

“La carta esférica” – 4,5 millones de presupuesto y 2 de recaudación.

“El club de los suicidas” – 4,2 millones de prespuesto, 1,3 de recaudación.

“Caótica Ana” – 5 millones de presupuesto, 1,25 de recaudación.

“Mataharis” – 2,5 millones de presupuesto, 1.1 de recaudación.

O bien la estrella de este año: “Las 13 rosas” – 9 millones de presupuesto y se las verá para llegar a 1 de recaudación.

El gran éxito de la temporada, hasta el momento, ha sido “Café solo o con ellas”, que no ha habido forma de saber cuánto costó, pero que ha recaudado 2,3 millones.

Contando sólo éstas tenemos 25 millones de gasto y 5,5 de beneficio bruto (en realidad, lo que recupera la película es mucho menos, ya que parte de la recaudación se la queda el cine para suavizar un tanto las pérdidas brutales que tiene por estar obligado a exhibir películas españolas).

Pero tranquilos, que el año cinematográfico 2007 será un éxito.

Ahí tenemos “El orfanato”, con unos 4 millones de presupuesto (al menos una cuarta parte destinados a promoción) y que en dos semanas lleva 10,5 recaudados (y lo que le queda, por no hablar de la distribución internacional). Lástima que hagan falta dos películas para enjugar un año pésimo (que es lo que viene pasando durante el último lustro: todo el cine español se justifica con la recaudación de un par de películas, cuya financiación suele, curiosamente, ser en su mayor parte privada). Aún no hemos visto esta película (no es que nos resulte a priori muy atractiva), pero ha hecho los deberes y sus productores (incluyendo a Guillermo del Toro) saben que lo gastado debe recuperarse en taquilla y que, con suerte y trabajo, hasta se pueden obtener beneficios. Para eso hace falta dejarse de monsergas artísticas y comprender que el cine es tanto un arte como un negocio… y aprender un par de lecciones de marketing (cuesta pasta, pero si se hace bien renta).

Por nuestra parte, esperamos ansiosos el estreno de “[rec]” de Balagueró (para el que pueda estar interesado: 1,5 millones de prespuesto… que seguramente ya están cubiertos con la venta de la idea para su remake americano, previsto para el año que viene).

Pero no olvidemos lo más importante de esta entrada. ¡Oh, grandes maestros de la sacrosanta subvención, volved vuestros ojos hacia estos indignos artesanos de la palabra escrita! Y si no escucháis nuestra súplica… ¡Idos al infierno!

~ por Sergio en octubre 26, 2007.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

 
A %d blogueros les gusta esto: