El dragón de su majestad

En 2006 Naomi Novik publicó su primera novela (de hecho, sus tres primeras novelas), inaugurando la serie de Temerario, un ciclo de fantasía histórica ambientado en la época de las guerras napoleónicas, con la peculiaridad de la existencia de diversas especies de dragones, que junto con sus capitanes humanos, con los que han establecido un vínculo, y el resto de sus tripulaciones constituyen las fuerzas aéreas de los estados beligerantes.

majestys_dragon3

“El dragón de su majestad” (“His majesty’s dragon”) sigue las andanzas del joven capitán de la marina Will Laurence, quien tras una afortunada acción naval entra en posesión de un huevo de dragón como botín de guerra. Su intención es entregárselo cuanto antes a los aviadores, pero al hallarse tan lejos de tierra firme, el dragón eclosiona antes de poder quitárselo de encima y dado que hay que imprimir inmediatamente al recién nacido para evitar que escape, reúne a sus oficiales para la ocasión. El problema es que el neonato a quien escoge es a él.

Forzado por esta circunstancia a cambiar de cuerpo, Laurence y Temerario (que así acaba bautizando al dragón), retornan a Inglaterra se ven obligados a seguir un estricto programa de entrenamiento acelerado en una base escocesa, viéndose obligados a superar tanto las suspicacias de los aviadores, que ven con malos ojos la injerencia de un marino, así como sus propias dudas.

dragon_majestad

Mientras van ganando habilidades y aprenden las maniobras aéreas a medida que su vínculo se refuerza, la guerra con Napoleón entra en una fase más peligrosa para su nación. Cien mil soldados franceses están a la espera de la armada que se encuentra atrapada en Cádiz (cerca del cabo de Trafalgar) para organizar un desembarco en Gran Bretaña que podría mostrarse fatal para los intereses británicos. El mundo de Temerario, sin embargo, no es exactamente igual que el nuestro (para empezar, están todos esos dragones…) así que el emperador corso nos reserva alguna que otra sorpresa.

A grandes rasgos, “El dragón de su majestad” cumple a la perfección con su premisa, entremezclando con habilidad dos tipos de novela ya bien establecidos. Por un lado, tenemos las historias de jinetes de dragones, que sigue bastante al pie de la letra el modelo establecido por Anne McAffrey en 1968 con “El vuelo del dragón”. Por otro, superpone sobre ello una trama de aventura bélica al estilo, por ejemplo, de la saga del capitán Aubrey Maturin de Patrick O’Brian (con leves, muy leves pinceladas de costumbrismo decimonónico a lo Jane Austen). Todo ello con un tono no excesivamente grave, que bordea incluso el tratamiento juvenil, aunque la novela está consideraba fantasía adulta, no Young Adult.

majestys_dragon

“El dragón de su majestad” no debería diferenciarse mucho de cualquier otra historia de las de “muchacho y su perro”, que tantas obras, incluidas una buena cosecha de títulos de ciencia ficción y fantasía, han inspirado (en particular, cuando se pone de manifiesto lo especial que es Temerario, incluso entre tantos dragones). En otras palabras, no debería haber supuesto mucho más que un entretenimiento ligero, una variación no demasiado significativa de una fórmula correcta pero para nada original (de hecho, los sucesivos giros de la historia difícilmente pillarán por sorpresa a ningún lector experimentado, porque en ese sentido la novela se ajusta al milímetro a la fórmula magistral, llegando a resultar tal vez excesivamente predecible en determinados compases).

Sin embargo, como ya demostraría más adelante con sus novelas inspiradas en cuentos de hadas, Naomi Novik posee un gran talento para ir un paso más allá y lograr ofrecer una perspectiva novedosa sobre temas aparentemente trillados. En el caso que nos ocupa, en vez de limitar la interacción a un jinete y su dragón (algo típico, que encontramos desde los Dragones de Pern originales a la Dragonlance, llegando a títulos más modernos como la serie infantil de “Cómo entrenar a tu dragón” o la juvenil de Eragon), convierte a estas criaturas en auténticas fortalezas volantes, atendidas por una numerosa dotación tanto en vuelo como en tierra y con numerosas estrategias de combate adaptadas a formaciones de dragones de distinto peso y habilidades.

dragon_majestad2

Todo ello le permite a la autora ahondar en los paralelismos con las novelas de hazañas bélicas navales, al tiempo que le da flexibilidad para explorar el potencial ucrónico de la premisa, permitiendo que se separe de los estrechos límites de la fantasía histórica tradicional (algo que, al parecer cobra cada vez más importancia a medida que avanza la serie).

Aprovecha, además, para ir introduciendo temas sociales, algo que es habitual en el fantástico contemporáneo, tales como el papel de la mujer o los derechos de las minorías (dragones, en este caso). Lo hace, sin embargo, con respeto por el período histórico, fundamentándolo bien dentro del contexto especulativo (hay cierta especie de dragonas que solo establecen un vínculo con aviadoras, por ejemplo) y encajándolo en la cultura imperante, sin permitirse anacronismos excesivos por mor del mensaje.

temeraire

La serie de Temerario cuenta con nueve libros. Tres de ellos, “El dragón de su majestad”, “El trono de jade” y “La guerra de la pólvora” se publicaron en 2006, los restantes a lo largo de los diez años siguientes. La recepción fue muy positiva, valiéndole a Naomi Novik algunos de las más importantes distinciones para un autor novel, tales como el premio Compton Crook, el John W. Campbell a mejor nuevo autor (actualmente Astounding) o el Locus de primera novela, para “Temeraire: in the service of the king”, la edición ómnibus de esos tres primeros títulos.

El reconocimiento más importante, sin embargo, que ya sirvió de anticipo para lo que posteriormente conseguiría, fue la nominación al premio Hugo de 2007, que acabó conquistando Vernor Vinge por “Al final del arco iris”. El resto de nominados fueron Charles Stross por “La casa de cristal”, Michael F. Flynn por «Eifelheim» y Peter Watts por “Visión ciega”.

Otras opiniones:

Otras obras de la misma autora reseñadas en Rescepto:

~ por Sergio en septiembre 23, 2022.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

 
A %d blogueros les gusta esto: