El séptimo hijo

En 1987, aunque ahora tal vez resulte difícil de creer, Orson Scott Card era sin duda el autor fantástico más popular y reconocido. Acaba de ganar por dos años consecutivos los premios Hugo y Nebula, por sucesivas entregas de la misma serie («El juego de Ender» y «La voz de los muertos«, que sumó además el Locus). Era la primera vez que ocurría en los Hugo (luego lo replicarían Lois McMaser Bujold y N. K. Jemisin por partida triple); en los Nebula, solo Frederik Pohl ha ganado también en años consecutivos, aunque por títulos no relacionados.

septimo_hijo3

Todos esperaban la tercera entrega de la serie de Ender (que en realidad se retrasó hasta 1991). En vez de ello, publicó una novela independiente («Wyrms«) y dio inicio con «El séptimo hijo» («Seventh son») a su otra gran serie, la de Alvin Maker, que se probó especialmente popular entre los votantes del Locus (que concedieron nada menos que cuatro galardones a sus cuatro primeros libros). Card no era por entonces totalmente ajeno a la fantasía, pues ya en 1983 había publicado la extraordinaria «Esperanza del Venado», pero posiblemente era considerado principalmente un autor de ciencia ficción. Con Alvin Maker demostró que su estilo se ajustaba igual de bien a ambos géneros.

«El séptimo hijo» nos sitúa a principios del siglo XIX en una Norteamérica alternativa que sigue siendo una colonia británica y en la que la magia existe y es practicada abiertamente por cierto número de personas especialmente dotadas (como las teas o videntes y los zahoríes). La persona más especial, sin embargo, sería (de acuerdo con el folklore) el séptimo hijo de un séptimo hijo, nacido con todos sus hermanos vivos.

seventh_son

Alvin Miller Sr., un molinero, está migrando con su familia a un nuevo hogar. Su esposa, Fe, está embarazada del que será su séptimo hijo (habiendo sido él mismo el séptimo de sus hermanos). Los dolores del parto asaltan a Fe cuando aún se encuentran lejos de cualquier población, obligándolos a acometer el peligroso cruce de un río por la noche. La fuerza que se opondrá a Alvin, que utiliza el agua como vehículo, aprovecha la oportunidad para tratar de matarlo antes de nacer. Por suerte para los Miller, Peggy, la joven tea de Hatrack, lo percibe y manda ayuda, logrando así salvarse toda la familia menos Vigor, el hijo mayor, que aun así se mantiene con vida el tiempo suficiente como para Alvin Jr. sea un séptimo hijo de un séptimo hijo, nacido con todos sus hermanos vivos.

Desde muy joven, el pequeño Alvin empieza a darse cuenta de que tiene un don. Está destinado a ser un Hacedor, el segundo que pisa la Tierra, aunque en su contra confabulará siempre esa fuerza terrible, la del Deshacedor. «El séptimo hijo» nos cuenta la infancia de Alvin y cómo va descubriendo poco a poco su destino, mientras la fuerza de su adversario se concentra en el pastor del pueblo, el reverendo Thrower, e incluso intentará influenciar en su propio padre, alimentando subrepticiamente su resentimiento por la muerte de Vigor.

septimo_hijo2

La obra de Orson Scott Card, sobre todo en este primer período, está fuertemente influenciada por su fe mormona, pero esta relación es especialmente perceptible en tres series: la colección de relatos que componen «La gente del margen» (1989), la pentalogía del Retorno a la Tierra (1992-1995) y la saga de Alvin Maker. Mientras que la primera constituye una versión postapocalíptica de los primeros misioneros mormones de Utah y la serie del Retorno a la Tierra es una suerte de reelaboración de «El libro de Mormón», el principal libro sagrado del movimiento de los Santos de los Últimos Días (la denominación oficial de los mormones), los cuentos de Alvin Maker están directamente inspirados en la vida de Joseph Smith, el profeta fundador de la religión (en 1830).

Así, muchos de los eventos de la vida de Alvin (Alvin es en realidad el nombre del hermano mayor de Smith, es decir, el más o menos equivalente a Vigor) presentan paralelismos con las vivencias de Joseph Smith, desde relaciones familiares a eventos biográficos (como su casi muerte al nacer, diversos accidentes de los que se salva milagrosamente, la visita de un ángel resplandeciente (Moroni para Smith, el Hombre Brillante para Alvin) que lo guía en el buen uso de sus dones o la herida en la pierna que obliga a practicarle una cirugía de urgencia. De igual modo, ciertos elementos doctrinales están también presentes en la concepción de la historia (como la identificación de la fuerza destructora con el agua).

seventh_son2

En cualquier caso, no hay que interpretar «El séptimo hijo» (y la saga de Alvin Maker en su conjunto) como una mera trasposición de detalles biográficos o teológicos. Card está también preocupado en la configuración de un mito, tomando como referente el monomito descrito en «El héroe de las mil caras» por Joseph Campbell (1949). Así, nos encontramos aquí también con la figura del mentor (un trovador errante, llamado Truecacuentos, que no es sino una versión del poeta William Blake), que actúa también como anunciador (a lo Juan Bautista), el reverendo Thrower como antagonista inicial y una protección sobrenatural secreta, con una suerte de llamada final a la aventura que implica la salida de Alvin de su pueblo natal para ir al encuentro de su destino.

Las sublecturas mormonas están lo suficientemente integradas en la historia como para no llamar en exceso la atención sobre ellas. Después de todo, el arquetipo del monomito predomina (y a él se ajusta incluso la historia del propio Joseph Smith). Para el lector tipo, la historia de Alvin Maker no deja de ser como cualquier otra iteración de la trama mesiánica. Por lo demás, Card lo da todo de sí, y en este punto de su carrera sabía pulsar a la perfección todas las notas emotivas, esquivando tan apenas caer en el melodrama.

septimo_hijo

Entre eso y el atractivo (sobre todo para la audiencia americana) de lo que podríamos calificar como una suerte de folk-fantasy (la ambientación evoca igualmente los propios orígenes míticos de los EE.UU.), más cercana a la fantasía feérica que a la épica, tenemos una primera novela muy, muy sólida, que recibió merecidamente todos sus reconocimientos: premio Locus de Fantasía (justo por delante de «En costas extrañas«, de Tim Powers), premio Mitopoyético (por delante de «La mujer que caía«, el premio Nebula de ese año) y finalista del premio Hugo (que ganó David Brin con «La rebelión de los pupilos«) y el Mundial de Fantasía (que ganó Ken Grimwood con «Volver a empezar«). Aparte de todo esto, los cinco primeros capítulos, reunidos bajo el título de «Hatrack river», ya habían obtenido el Premio Mundial de Fantasía del año anterior (por su publicación en la Asimov’s), resultando finalista de Hugo y Nebula de relato largo. Como testimonio del cariño que depositó Card en esta serie, Hatrack River es también el nombre de su página web oficial.

seventh_son3

A partir de ahí, como también solía ser la norma con Orson Scott Card, la serie empezaría a caer en picado, alcanzando nuevas cotas mínimas con cada entrega, pero eso ya sería cuestión para otras reseñas.

Otras opiniones:

Otras obras del mismo autor reseñadas en Rescepto:

~ por Sergio en mayo 6, 2022.

3 respuestas to “El séptimo hijo”

  1. Aquí me perdió Orson. Yo era super fan, me lo había comprado todo lo que se había publicado. Pero lo del mormonismo me parecía chocante y que lo metiera en sus libros tan directamente me quitó las ganas de seguir.

    • En realidad no es particularmente proselitista. Es una historia lo bastante arquetípica como para poder seguirla sin problemas sin saber siquiera que tiene que ver con el mormonismo. En ese sentido, es mucho peor la Saga del Retorno a la Tierra. Lo peor de la serie de Alvin es que cumple a rajatabla la tendencia de Card de empezar fuerte y caer luego en picado.

  2. Ahora estoy leyendo El Profeta Rojo

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

 
A %d blogueros les gusta esto: