Quince años tiene mi blog

Es curioso cómo puedes tirarte catorce años y pico persiguiendo un objetivo solo para descubrir, cuando por fin lo alcanzas, que se ha transformado en polvo. Algo así ha ocurrido con el millón de visitas al blog, que se alcanzaron el 17 de mayo. Las razones son diversas. Para empezar, este hito viene enmarcado en uno de los peores años de Rescepto por lo que respecta a visitantes, habiéndose contabilizado tan solo 49.936, la peor cifra desde 2008 (el segundo año de vida del blog). Esto suponen 137 al día, una brutal caída desde el máximo de 358 que se registró en 2018 (un 62% de contracción en apenas tres años). Además, vivimos ahora en el mundo del vídeo y un millón de visualizaciones es a lo que aspira cualquier vídeo viral que se precie de YouTube, Tik-Tok o Twitch.

15velas

No sé si los blogs están muertos o es algo que solo ha afectado a Rescepto, pero hacer hoy, en su decimoquinto aniversario, la broma de los años-de-blog resulta casi cruel, porque en estos momentos Rescepto es un muerto viviente, que sigue adelante por pura inercia. Parece más que evidente que el tiempo del contenido escrito ha pasado y que nadie tiene tiempo ni ganas de pararse a leer un crítica. ¿Por qué seguir pues? ¡Buena pregunta!

En parte por cabezonería, en parte por costumbre, en parte, también, porque obligarme a escribir las reseñas me ayuda a organizar las ideas. Lo que está claro es que ya no espero absolutamente nada de él en términos de alcance o impacto.

broken_facebook

Me perdonaréis, por tanto, si en esta ocasión me salto las habituales estadísticas sobre seguidores a través de los distintos canales de promoción (Twitter, Facebook y el sistema de suscripción de WordPress). Los incrementos en todos los casos no han pasado de testimoniales, así que por ahí también parece haber tocado techo el tema y no sería de extrañar que en cualquier momento empezara a decaer.

Tal vez esté sonando demasiado derrotista, pero lo cierto es que ya me he hecho a la idea de la nueva situación e incluso me he reconciliado en parte con ella. Asumo que el blog de ha desvelado ya definitivamente como un vicio personal, así que libre por completo de presiones lo actualizaré al ritmo que quiera o pueda, utilizándolo básicamente como excusa para seguir estudiando el género fantástico. Si además a alguien le interesa lo que cuelgo, pues miel sobre hojuelas, pero no es algo que necesite (aunque siempre será bienvenida cualquier interacción).

Hugo_awards

En este sentido, a lo largo del 2022 continuaré seguramente con mi repaso a los finalistas del premio Hugo. Estoy a punto de terminar con los candidatos de 1966 y dado que me faltan «apenas» unos 125 (un buen puñado ya los tengo leídos, pero de hace tiempo), tengo trabajo para rato. Casi suficiente, de hecho, para llegar a la última gran meta que me resta, la de las mil reseñas (ahora mismo, estoy un poco por encima de 850). En tres o cuatro años, podríamos estar ahí.

Estoy casi seguro de que completaré al menos los de los años sesenta y setenta (hay once finalistas ya leídos y en cola de escritura de reseña). A partir de ahí, ya veremos si sigo o si me desvío por algún otro camino (empiezo a echar de menos la ciencia ficción decimonónica y hay cierto huecos en la historia de la fantasía que me gustaría cubrir). También tengo pendiente ponerme al día con la Hugolatría, reseñando la ganadora de este año («Network effect», de Martha Wells, para lo cual quizás debería abordar los diarios de Matabot en orden cronológico, incluyendo un par de premiadas novelas cortas) y añadir un par de novelas de sendas Grandes Maestras por la SFWA («Ladrona de medianoche», de Nalo Hopkinson, que ya está leída y cuya reseña es iminente, y «Arrows of the queen», de Mercedes Lackey).

manuscrito

El objetivo de esto último es tener reseñada al menos una novela de todos los Grandes Maestros, para servir de material complementario online para un libro de ensayo que acabo de terminar («Grandes  Maestros de la Ciencia Ficción y la Fantasía») y que incluirá enlaces QR a alrededor de cuatrocientas de las reseñas de Rescepto (que no se diga que tanto material no sirve para nada). Ando ahora mismo a la búsqueda de editor, así que no puedo aventurar nada sobre posibles fechas de publicación. Me gustaría que fuera en 2022, pero..

Respecto a los planes de subir de nivel el blog con la creación de Rescepto IndaTube… bueno, sigue siendo un propósito vago, a años luz de cualquier posible concreción. No le recomendaría a nadie que aguantara la respiración mientras espera.

Caveman

Me despido ya. ¿Volveremos a vernos dentro de un año para celebrar los dulces dieciséis de Rescepto Indablog? Tal vez sí, tal vez no. Quién sabe. A lo mejor todo da un vuelco y se desata una fiebre mundial por seguir blogs viejunos dedicados a la crítica de libros antiguos de género fantástico. Cosas más raras se han visto. Supongo.

Otros aniversarios:

~ por Sergio en enero 11, 2022.

26 respuestas to “Quince años tiene mi blog”

  1. Hola, Sergio. Desde el pedestal de mi «mayor veteranía» -te gano por un año XDDD-, te doy mi opinión personal por si te pudiera resultar útil, aun sabiendo que nuestras respectivas páginas no son fácilmente comparables tanto por la estructura -la mía no es un blog- sino por la temática, yo toco más palos y ya se sabe eso de que quien mucho abarca… Pero veo ciertas similitudes entre lo que comentas y lo que yo he apreciado en mis propias estadísticas, así que quizás nuestras respectivas experiencias sirvan para algo.
    A falta de hacer un estudio detallado de la evolución de mi página en 2021, también he apreciado un considerable bajón de visitas totales en los dos últimos años. Mi mejor año desde que tengo registros fiables -los primeros no cuentan porque era un alojamiento gratuito- fue 2019 con casi 135.000 visitas, mientras 2021 se cerró con 57.000, poco más de un 40%. Y el batacazo respecto a 2020, que ya había bajado, fue del 58%. Es decir, algo similar a lo que te ha pasado a ti. Asimismo 2021 ha sido el peor año de todo el registro desde 2011, el primer año que tengo.
    ¿Qué ha podido pasar? Pues no lo sé. Comparto contigo la opinión de que los hábitos pueden haber cambiado, pero no creo que sea sólo eso. Yo noté un bajón muy grande cuando a mitad de año pasé del protocolo http al https, y sospecho que algo tendrá que ver el rastreo automático de los robots, porque si no, no se explica. Además, he comprobado que el promedio de tiempo de visita a una página, en aproximadamente el 90% es de tan sólo unos segundos, insuficiente para poder leerla mínimamente. Una de dos, o la mayor parte de la gente pincha el enlace que le ha salido en el buscador y sale inmediatamente porque no era lo que buscaba, o se trata de visitas automáticas de robots para indexar resultados y tampoco evidentemente lo lee.
    Pero yo no me obsesiono, y eso que contaba con alcanzar en 2021 el millón de visitas -aunque la mayoría fueran virtuales, pero no tengo otro medio de contabilizarlas- y para mi decepción me he quedado en las 980.000, ahí me ganas. Muy mal me tendría que ir para no llegar este año, pero salvo por la satisfacción personal de alcanzar una cantidad redonda, tampoco me preocupa mucho. Más me fastidia que algunas de mis secciones favoritas, como por ejemplo mis relatos de ciencia ficción, apenas tengan visitas, pero qué se le va a hacer.
    De todos modos yo siempre he tomado esto como una carrera de fondo y sin fatigarme, con lo cual estimo que lo importante es el trabajo acumulado -y el tuyo es ingente- y no las visitas que pueda haber en un momento dado. Y de vez en cuando me he llevado sorpresas agradables.
    En cuanto a las redes sociales no me preocupan en absoluto, ya que paso olímpicamente de ellas.
    En resumen, para mí la fórmula es tomármelo con tranquilidad sin obsesionarme por ningún parámetro. Yo hago esto por mi propia satisfacción, y si de paso le sirve a alguien, estupendo. Mientras el cuerpo aguante lo seguiré haciendo, porque es lo que realmente me gusta.
    Recibe un abrazo y disculpa por la parrafada.

    • Algo de cambios en los protocolos de indexación hay, pero creo que es más importante el cambio en las tendencias de consumo. Lo audiovisual gana por goleada. Todo el tráfico se ha desplazado a contenidos de vídeo y estoy bastante seguro de que los mismos buscadores potencian esos enlaces. En mi caso, además, creo que influye el cada vez más acusado sesgo hacia la novedad rabiosa en el panorama fantástico. Cualquier libro de hace dos años o más ya es historia pasada (no digamos los de las oscuras décadas del siglo pasado). En fin, no hay gran cosa que se pueda hacer. Esto siempre fue un vicio personal y aunque sería de agradecer contar con un poco de apoyo moral, a estas alturas de la partida eso es algo con lo que ya no cuento. La cosa remontará o no. Solo queda seguir a nuestra bola, mientras haya algo que contar. Gracias por el comentario, José Carlos.

      • Sí, posiblemente tienes razón, pero a mí no me interesan esas vías ni como autor ni como lector. Puede que yo esté tan en peligro de extinción como los estegosaurios, pero desde luego lo que no pienso hacer es caer en la trampa de rebajar o modificar mis parámetros para seguir la moda o buscar desesperadamente más visitas. Aparte de que lo que yo hago tendría difícil encaje en el formato audiovisual, no digo ya en las nefastas redes sociales, no estoy por la labor.
        Bastantes complicaciones tienes en la vida y bastantes cosas tienes que hacer a disgusto para ganártela, como para estar a disgusto en lo que hago por puro placer. Si sacrificas tu satisfacción personal en tus aficiones, tarde o temprano acabarás frustrado. Por el contrario, si no te planteas metas preconcebidas y te conformas con hacer lo que te gusta, puede que te lleves sorpresas agradables y satisfacciones donde no te lo esperabas.
        Lo importante es no agobiarse y tener, insisto, mentalidad de maratón, no de carrera de 100 metros lisos.
        Por otro lado, la sociedad es voluble y caprichosa y se deja arrastrar muchas veces por modas temporales. Es lo que hay que evitar desde mi punto de vista.
        Un abrazo.

        • Yo no lo descarto, pero porque me interesaría probar, hacer cosas distintas. Precisamente, veo un nicho vacío. Hay canales magníficos sobre música y sobre cine, pero no hay tanto respecto a análisis literario (más allá de algún booktuber con más o menos experiencia hablando sobre lo que le ha parecido tal o cual libro). Entiendo los problemas y desafíos a los que se enfrentaría algo así y lo veo un reto interesante… pero confieso que me da pereza volver a empezar de cero.

        • Pues adelante, cada uno es un mundo y tiene que buscar lo que le encaja a él, no lo que les encaja a los demás. Te alabo por tu inquietud y por tu valentía, yo estoy tan cómodo en mi nicho que, aunque procuro mejorar y ampliar mi página, hoy por hoy no me planteo ningún cambio de rumbo.
          Pero ni tu fórmula tiene que ser mejor que la mía, ni la mía mejor que la tuya. Simplemente, tienes que buscar aquello con lo que más cómodo te encuentres.

        • Claro, claro. Sería de todas formas un proyecto paralelo. El blog es el blog y el canal de youTube, si tira para adelante, sería otra cosa. Es solo que estoy cansado de prepararme conferencias que luego solo ven un puñado de personas (con suerte). Para el mismo trabajo, ¿por qué no probar?

        • Pues adelante, lo importante es hacer aquello que te satisface y te realiza. A mí lo audiovisual no me llama la atención, peso eso es sólo aplicable a mí, lejos mi intención de pontificar ni dar lecciones.

  2. Enhorabuena y si tú sigues, te seguiremos.
    Lo de las visitas es más que generalizado. Mis vicios son mayores y por ciertos temas que trataba tenía muchas más visitas (con contenido infinitamente peor al tuyo), incluso hice 1 millón en un solo año. Eso me llevo a partir el blog en 3 temas que creía capaces de tener vida propia. Unos fueron mejor que otros pero después de un boom solo menguan. Comparto tu sentimiento de seguir más por vicio que por tener repercusión.
    Estaré esperando ese libro aunque sea eternamente.

    • El libro está escrito. Ahora solo espero que le interese a alguien. Gracias.

      • Bueno, no desesperes, sin buscarlo -nació como un trabajo privado entre Joaquín Vidal y yo-, dentro de unos meses saldrá nuestro libro sobre la Saga de los Aznar. Y ya sabes lo que dijo Larra -o al menos se le atribuye- hace 200 años y por desgracia sigue vigente: Escribir en España es llorar

        • No desespero (todavía). Es solo que estoy en ese momento raro en que has terminado por fin, después de horas y más horas de trabajo, obsesivo incluso, y te encuentras con ese parón extraño mientras esperas a que te cotesten a los correos… y esperas… y esperas… y esperas…

  3. Estimado, acá sí se le lee. Gracias por seguir, y un saludo.

    • Este año no he desglosado por países, pero bueno, Chile está ahí, manteniendo su histórico quinto lugar entre los visitantes del blog. Muchas gracias.

  4. Una vez que has llegado a la comprensión de que haces las cosas porque te entretienen y te generan una satisfacción personal ajena al «reconocimiento público», se pueden seguir haciendo sin horizonte temporal hasta que causas de fuerza mayor lo impidan.
    Así que nada, el año que viene, te esperamos para el dieciséis aniversario.

    • Pero de vez en cuando estaría bien poder fingir que hay algo de reconocimiento… Gracias, Francisco José.

      • Hombre, yo creo que el reconocimiento, siquiera implícito, lo hay. A ti te leen, al Sitio lo leen, a mí me leen… que nos gustaría más; por supuesto, somos humanos, y todos tenemos nuestro puntito no de vanidad sino de tener la satisfacción de que lo que haces gusta e interesa.
        Pero, haciendo ahora de abogado del diablo, ¿te cambiarías por uno de esos «influencers» que sólo hacen mamarrachadas y estupideces pero presumen de tener cuantísimos seguidores? Yo desde luego no.
        Claro está que me gustaría vivir en una sociedad más culta, donde a la gente le gustara la música de calidad -de cualquier género- en lugar del reguetón, que siguiera los documentales de la 2 en vez de la telebasura, que leyera en lugar de tener por máxima actividad «cultural» ver fútbol por televisión y no como aficionado, sino como fanático… pero es lo que hay, nos guste o no.

  5. Que sepas que yo te leo con fruición.

  6. Sergio, descubrí tu blog hace poco. Yo estoy haciendo el camino inverso. Me he saturado de contenido audiovisual y prefiero el escrito, estoy cansada de novedades y me interesa mucho que reseñes «antiguallas». Aquí estamos los perros verdes leyéndote.

  7. ¡Felices 15 añetes! ^^

    Lo de tener un blog, a día de hoy, sí que parece un vicio personal más que otra cosa… pero bueno, sarna con gusto no pica. Confiemos en que al personal le dé por leer bitácoras de aquí a poco tiempo. xD

    Saludos y ánimo con el blog y tus otros proyectos.

    • Seguro que sí. Está a punto de hacerse viral el reto «léete un blog» (bueno, al paso que vamos, bastate retador será «léete algo»). Persiguiendo siempre siempre a tu blog (aunque siempre me lleva 358 días de ventaja).

  8. La verdad es que desde hace un par de años leo prácticamente a diario tu blog (es el único blog que sigo). Por una parte siempre a la búsqueda de alguna nueva lectura (ciencia ficción y fantasía son mis géneros preferidos) y, por otra, pues simplemente disfruto del solo hecho de leer tus críticas y reseñas. Espero sinceramente sigas «al aire» por muchísimo tiempo, si no indefinidamente.

  9. Sergio, se te lee y se te aprecia. No existe un compendio igual de profundo y bien analizado del fantastico (en toda su extension) en español. Puede que quede como hemeroteca y no rabiosa actualidad (habria que cambiar como dices el canal a video y sacar libros mas populares y recientes) pero como lugar para aprender y asomarse a nuevas lecturas no hay otro sitio igual. Nada más y nada menos. Espectacular.

    • Por cierto, quizá puedas hacer algo intermedio con tu blog y sacarle algo de «rendimiento» y ver como evoluciona a otros formatos de manera natural: introducir patreon, algo formato podcast, algún directo semanal o mensual en twitch. Creo que tienes suficientes visitas para iniciar un patreon con contenido exclusivo, con reseñas pedidas por los patreon, con algún directo exclusivo en el que cuentes cosas de los hugo o de algún autor, o de la evolución del género, etc, hables de las novedades del género, de lo que se te ocurra y charles con el chat y te preguntemos…Incluso comentar pelis recientes. Verás que los directos te saldrán fluidos y llevan menos curro que una de tus reseñas ;). Si quieres alguna idea ya tienes mi correo y si te embarcas en algo así, a tu primer subscriptor :), que ya es hora de devolverte todo lo que nos has dado de forma gratuita. No te vas a hacer millonario, pero tendrás una relación más fluida con quienes te leemos, creo que disfrutarás un montón creando esos contenidos y te sentirás más realizado con esta labor divulgativa tan especial.

      • He pensado cosas parecidas (lo de Twitch lo tengo que estudiar todavía, que es un medio con el que tenido poco contacto). El Patreon es una posibilidad, aunque antes de lanzarlo quiero pensarlo bien, porque tiene que ser atractivo (y las visitas actuales dudo que den para mucho). He estado investigando y hay modelos que me gustan, en los cuales las suscripciones bajas serían más de apoyo, con recompensas del estilo que mencionas (y, por ejemplo, clubs de lectura por Zoom, invitando a los autores a participar en las sesiones), mientras que habría también suscripciones más altas, en número limitado, que funcionarían como servicios (asesoramiento en la planificación o escritura de un relato o incluso una novela). Antes de todo esto, sin embargo, tengo que solucionar la parte técnica y hacer alguna que otra prueba, porque lo del canal YouTube es algo que definitivamente quiero probar (lo de que vaya a compensar el esfuerzo, ya se verá). Gracias por el interés.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

 
A %d blogueros les gusta esto: