Autoras en Rescepto (una reflexión)

Es un factor al que no suelo prestar la menor atención cuando tengo que decidir qué leer (y reseñar) a continuación, pero quizás por eso mismo me ha entrado curiosidad sobre cuál podría ser el porcentaje de obras de autoría femenina entre las reseñadas en el blog a lo largo de estos once años de actividad.

Resulta que son 65 los títulos en cuestión, sobre un total de 668. Si elimino los de autoría múltiple (22), quedan 65 sobre 643, o poco más del 10%.

Para saber si eso es poco o mucho (en términos relativos, es decir, si existe un sesgo de muestreo), he investigado un poco.

Es difícil encontrar datos objetivos.

Al parecer, un muestreo en librerías de aeropuerto (lo cual implica sin duda un sesgo de algún tipo) por parte de una escritora americana arrojó un porcentaje del 18% de títulos con autoría femenina. Ahí, sin embargo, entran todo tipo de libros, desde novedades a reimpresiones, así que tal vez sea más indicativo el porcentaje de mujeres afiliadas a la SFWA, que constituían el 38% de su censo en 2001 (posiblemente ahora sean más, porque era un porcentaje al alza).

Esto, además, es congruente con una información divulgada hace unos meses por Julie Crisp, editora en Tor Publishing, que proporcionó los porcentajes de hombres y mujeres entre las 503 propuestas de edición recibidas por el sello en medio año. Baste por ahora con señalar que el resultado global es de un 32% de títulos escritos por mujeres frente a un 68% de autoría masculina.

En ese sentido, y sin duda, Rescepto no representaría fielmente la realidad.

Claro que toca hacer un par de matizaciones. Resulta que desglosando los datos de Tor por subgéneros, la participación femenina es desproporcionadamente alta en dos categorías: “Fantasía urbana/romance paranormal” (57%) y “juvenil” (68%), que por inclinaciones personales se encuentran infrarrepresentadas en el blog; así como desproporcionadamente baja en otras como “ciencia ficción” (22% autoras) y “terror” (17%).

Esto, por sí solo, no basta para explicar mis cifras. Lo que tal vez sí lo haga es la vocación histórica del blog. Aunque hoy por hoy las mujeres sean responsables de aproximadamente un tercio de la producción fantástica total, esto no ha sido ni mucho menos así a lo largo de la historia del género fantástico. Con notables excepciones (muy puntuales, como durante el auge de la novela gótica), la autoría femenina en la producción fantástica (sea por los motivos que sea; no es momento ni lugar para analizarlo) ha sido casi, casi residual. Creo que ese 10% refleja bastante bien el porcentaje de participación femenina (en libros propios) a lo largo de los dos últimos siglos.

¿Quiere eso decir que no hay sesgo en Rescepto?

Hum, en realidad creo que sí, que sí que lo hay. En varias ocasiones he buscado específicamente libros de autoras porque me interesaba examinar tal o cual oscura faceta de la producción fantástica (desde la novela gótica original a las utopías feministas de finales del XIX o el feminismo más beligerante de los setenta… llegando hasta el romance paranormal actual), y pese a ello sólo registro un 10% de reseñas de libros de autoría femenina, y entre los autores más reseñados (cinco o más títulos), sólo dos son autoras (Lois McMaster Bujold y Ursula K. Le Guin).

Sospecho que el sesgo podría estar originándose en mi biblioteca, que por motivos económicos se nutre sobre todo de saldos y ediciones viejas, así que cuando no voy buscando activamente algo en particular, lo más probable es que acabe teniendo entre mis manos un libro escrito por un hombre.

Vale, ¿pienso hacer algo al respecto?

Pues quizás os sorprenda, pero no, no creo en ese tipo de acciones. Ya tengo bastante trabajo rellenando huecos en mi conocimiento de la historia de la literatura fantástica como para encima andarme pensando en cuotas. Seguiré más o menos como hasta ahora, interesándome por tal o cual subgénero o período histórico, homenajeando a los fallecidos, completando mis listados de premios fantásticos… y escogiendo por puro azar o capricho algún que otro de los volúmenes que aguardan turno desesperanzados en mi monstruosa Pila.

¿Pero sabéis qué? Incluso así las cosas están cambiando. Este 2017 llevo reseñados 49 libros, y de ellos 14 son de autoría femenina, lo que supone un porcentaje bastante superior al global (de hecho, casi tres veces superior, con un 28,5%). Dudo que vaya a llegar al 38% (o incluso 32%) en un futuro inmediato (de nuevo, el sesgo histórico), pero me da que esos números van a mantenerse (entre otras razones porque, tal y como ponen de manifiesto todos los premios del sector, hoy por hoy, aunque quizás sean unas pocas menos, la producción más de vanguardia está siendo escrita por mujeres; y sí, me gusta analizar el pasado, pero también quisiera mantener un ojo puesto en el futuro).

Tengo muchas ganas de estrenarme con autoras que aún no he leído como Anne McCaffrey o Andre Norton, incursionar de nuevo en el universo de las utopías feministas decimonónicas, descubrir nuevos valores como Claire North, Charlie Jane Anders, Becky Chambers, Nnedi Okorafor o Ada Palmer (y alguna que otra autora española), reincidir en autoras que me fascinaron como Tanith Lee o Francis Stevens y completar la Hugolatría con los títulos que me faltan de Lois McMaster Bujold, N. K. Jemisin y (¡ay!) Connie Willis… pero para ello no quiero renunciar a nada. No quiero que leerlas sea una obligación, sino simplemente parte de mi modesto objetivo global, que es abarcarlo Todo (en fantástico); pasito a pasito; un autor (o autora) por vez.

~ por Sergio en diciembre 2, 2017.

2 comentarios to “Autoras en Rescepto (una reflexión)”

  1. Una posición sincera. La verdad es que el hecho de que nos cuestionemos los porcentajes que leemos (entre hombres y mujeres), es un buen paso, aunque sólo sea un paso.

    Reconozco que sí que ha afectado a mis hábitos de lectura este examen, principalmente porque me he dado cuenta de que los libros que he leído escritos por mujeres estos últimos años han dejado, de media, más mella en mí que aquellos escritos por hombres. Pero también en esos casos he llegado a la realización de que mis autores favoritos, esos que siempre ando pendiente de lo último que sacan y que suelo leer con asiduidad, son hombres.

    Cuestión, que estoy intentando explorar qué han escrito y qué están escribiendo más las mujeres con el objeto de comprobar si efectivamente mi tendencia hasta ahora se ha visto lastrada por el pasado (donde obviamente he leído muchos más hombres que mujeres) o por mis gustos actuales. Hasta ahora me he llevado algunas sorpresas muy agradables (ya mencionadas en tu lista como Claire North, Becky Chambers, N.K. Jemisin, etc) y pocas decepciones.

    Un saludo y mucho ánimo.

    • Es que justo ahora los libros más interesantes los están escribiendo mujeres (al menos en fantasía, la ciencia ficción de la nueva hornada no acaba de satisfacerme). En particular, soy un gran fan de Jemisin desde que leí “Los cien mil reinos”. Lástima que a Valencia no la trajera la editorial.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

 
A %d blogueros les gusta esto: