Rescepto: Año ocho

Nos vamos acercando al momento actual. En 2014, Rescepto Indablog vivió su octavo año, que vino marcado por el giro decidido hacia una perspectiva histórica del género fantástico. En un principio, ello se debió a la investigación de cara a la elaboración del ya casi mítico libro sobre la historia de la fantasía, pero no tardaron demasiado en atraerme lucecitas brillantes que me impulsaban a desivarme de continuo del rumbo firme, explorando aquí y allá, según el impulso del momento, en este tonto e imposible empeño mío de abarcar Toda la literatura fantástica.

undine14_lost_in_danube

Todo ello, como decía, empezó con la fantasía. Así en los primeros meses reseñé obras tan significativas como “Entrebrumas“, “Jirel de Joiry“, “Ondina“, “La nave de Ishtar“, “Peter Pan y Wendy“, “Luces del norte“, “Jurgen“, “Zothique“… Por si eso fuera poco, a partir de abril empecé a centrarme además, mientras me preparaba para una conferencia en un evento de la Sociedad Tolkien, en los libros de fantasía que influyeron a los Inklings, y así cayeron títulos como “La olla de oro“, “The three mulla-mulgars” o “La serpiente Uróboros“. Todo ello continuó durante los meses siguientes  (“Ella“, “La metamorfosis“, “Titus Groan“, “La búsqueda onírica de la desconocida Kadath“, “Los dioses de Pegāna“…), pero entre los títulos no relacionados con este empeño (que no habían dejado de intercalarse entre los fantásticos) empezaron a abundar los de protociencia ficción, como por ejemplo “Lumen“, “Planilandia“, “La muerte de la Tierra“, “Los libros starianos“, “Vril” o “Erewhon“.

2014

Era tan sólo un preludio de lo que llegaría en 2015, pero haciendo uso de toda la fuerza de voluntad de que disponía, reconduje el trabajo por la senda de la fantasía (“El último unicornio“, “Alicia en el País de las Maravillas“, “Un mago de Terramar“, “Los nueve príncipes de Ámbar” o el repaso a las aventuras de Fafhrd y el Ratonero Gris)… mientras pude.

LosForajidosdelAire

Porque los últimos meses del año fueron de pura subsistencia, embarcado en la publicación de mi traducción de “Los forajidos del aire” y ocupado con la temporada de convenciones y presentaciones que habitualmente cierra el año. Fruto de ella, Rescepto consiguió por fin su premio Ignotus, aunque “haciendo trampas”, pues lo cosechó “La 100cia ficción de Rescepto” en la cateogría de mejor libro de ensayo. Lo de “subsistencia” quiere decir que publiqué reseñas al ritmo que podía y las que podía, decantándome las más de las veces por libros cortos y sencillitos (de leer, que no necesariamente de criticar, como prueban “Ubik” o “Matadero Cinco“).

En total, sólo 85 entradas para el año (lo que viene motivado en parte por la elección de títulos, muchos de ellos con estilos antiguos y pausados, del tipo que siempre me ha resultado más lento leer). Eso sí, en su inmesa mayoría reseñas de libros (tan sólo nueve entradas se ocupaban de otros asuntos, y de ellas cuatro era críticas de películas).

Ignotus_100rescepto

Junto al Ignotus para “La 100cia ficción de Rescepto”, entre los aspectos positivos se cuenta también que la caída en picado se controló. Aunque las visitas no subieron mucho con respecto al 2013, al menos no siguieron disminuyendo, y contando cada vez con más seguidores en las redes sociales (algo que, misteriosamente, no se traduce en un aumento significativo de visitas; ahí hay algo que o no funciona o se me escapa por completo; ¡cosas veredes!).

También en esta serie:

 

~ por Sergio en octubre 11, 2016.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: