Homenaje a Pascual Enguídanos

El próximo día 17 de septiembre el Ayuntamiento de Llíria homenajeará, con motivo del décimo aniversario de su muerte, a uno de sus vecinos más ilustres y paradójicamente desconocidos, el escritor Pascual Enguídanos Usach, quien por imperativo editorial firmó su extensa obra (más de trescientas novelitas) bajo seudónimo anglosajón. A mediados de los años 50, por ejemplo, no había en España autor de ciencia ficción más celebrado que George H. White, el creador de la Saga de los Aznar, la columna vertebral de la colección Luchadores del Espacio de Editorial Valenciana (a la que también contribuyó vomo Van S. Smith).

Eran unos tiempos en que los españoles, con menos opciones de ocio (por disponibilidad y economía) que hoy en día, consumían todas las semanas decenas de miles de bolsilibros (o “libros de a duro”), de ciencia ficción, de hazañas bélicas, del oeste, románticos, policíacos… Esos libritos, de calidad variable, venían en general firmados por misteriosos autores de nombres tan sonoros como Clark Carrados, Curtis Garland, P. Danger, Alf Regaldie, Keith Luger, Ralph Barby, Joe Benet o Silver Kane, y pocos tenían la sospecha de que tras ellos se escondían conciudadanos, profesionales de la producción en masa de entretenimiento popular (Luis García Lecha, Gerardo López Muñóz, Pedro Domingo Mutiñó/Domingo Santos, Alfonso Arizmendi, Miguel Oliveros Tovar, Rafael Barberán Domínguez y Àngels Gimeno, José Luis Benet Sanchís o Francisco González Ledesma… entre muchos otros).

(Vídeo de Juan Miguel Aguilera)

El de Enguídanos fue un caso particular. En unas condiciones tan poco propicias, y sin excesivos referentes externos, supo imaginar a lo grande, con aventuras espaciales que nada tenían que envidiar a la de los grandes maestros anglosajones, pero con un estilo propio, que lo hizo destacar. Así pues, su gran saga fue merecedora de una reedición en los setenta, que alcanzados los 32 títulos iniciales se continuó con otros veintidós, extendiéndose por miles, millones de años y visitando sistemas estelares tan exóticos como los de Redención, Nahum o el Circumplaneta y enfrentado a la humanidad de titanio, los crueles thorbod o el Imperio Milenario. En 1978, la Saga de los Aznar fue reconocida en la Eurocon de Bruselas como la mejor serie de ciencia ficción europea.

Concluida la etapa de los bolsilibros, pocos de estos autores consiguieron dar el salto a otro tipo de litetura (que, de todas formas, ya no daba para vivir) y en muchos casos volvieron al anonimato. Tal fue el caso de Pascual Enguídanos, que siguió viviendo en su Llíria natal (a la que había regresado cuando la riada de Valencia de 1957), ignorante de la repercusión que seguían teniendo sus novelas… Porque al contrario que pasó con la mayor parte de los títulos, la obra de George H. White, y en particular la Saga de los Aznar, siguió presente en la memoria de los aficionados.

La_abominable_bestia_gris

A principios de los años 90, los escritores Javier Redal y Juan Miguel Aguilera localizaron su casa y lo reconectaron ligeramente con el fándom, siendo invitado de honor de la Hispacon de 1994 (y recibiendo el premio Gabriel a toda una vida en la de 2003). Todo ello propició también un segunda reedición, ya con tiradas minúsculas, de la Saga a través de la editorial Silente entre 1999 y 2007.

Yo tuve ocasión de conocerle a finales del 2003, gracias a toda una serie de carambolas que acabaron conmigo en su domicilio, todo nervioso y entrevistándolo para un libro de la Universitat de València sobre la colección Luchadores del Espacio. Básicamente, estaba a mano, había hecho mis pinitos en ciencia ficción y había leído varias veces la Saga, gracias a unos libritos amarillos, comprados por mis padres más o menos por la época en que nací, cuyos huecos (son libros muy frágiles) estuve rellenando durante años.

Salida_hacia_Tierra

Fue más que leerla, por supuesto. Casi, casi supusieron mi introducción a la ciencia ficción, y aunque después han venido muchos cientos de novelas más, eso es algo que marca.

En unas semanas disfrutaré de una nueva oportunidad de rendirle homenaje al maestro Enguídanos. Formo parte del jurado del II Concurso de Relatos Cortos “Pascual Enguídanos-George H. White”, cuyo fallo haremos público ese sábado a las 13:00, y luego, por la tarde, participaré en mesa redonda sobre su obra (a partir de las 19:00), junto con Juan Miguel Aguilera, Manuel Enguídanos y Francesc Rozalén.

<Actualizado 19/9/16: Podéis consultar el resultado del certamen en la web de del ayuntamiento de Llíria>

Podéis consultar los horarios de todos los actos en la siguiente imagen (pulsad sobre ella para verla en su tamaño real).

Homenaje_Enguidanos

Por supuesto, estáis todos invitados a los actos de homenaje a don Pascual, a revivir junto con nosotros la fascinación por el autoplaneta Rayo, Valera, las máquinas Karendón, la luz sólida, los baptures, los hombres planta… por el legado, en suma, de una imaginación prodigiosa, que (ojalá se mantenga) va recibiendo poco a poco el reconocimiento que se merece.

La Saga de los Aznar en Rescepto:

~ por Sergio en septiembre 5, 2016.

4 comentarios to “Homenaje a Pascual Enguídanos”

  1. Siendo el “II PREMIO DE RELATOS CORTOS PASCUAL ENGUÍDANOS – GEORGE H. WHITE 2016” un concurso literario, de libre participación salvo por restricción de residencia ¿cómo es posible que se haga público el fallo el mismo día que la entrega de premios?, ¿cómo nos las apañaríamos los escritores que hemos participado, para desplazarnos hasta el punto de entrega en el caso de ser premiados y vivir lejos de allí (como por ejemplo en los extremos más alejados de Alicante o Castellón)?

    Es más, si durante ese día nos dicen que resultamos ganadores, ¿que margen de maniobra tenemos para cancelar cualquier plan que tengamos y asistir inmediatamente al acto?

    En fin, desde el punto de vista de un observador externo, puede parecer que los ganadores son gente cercana que no debe tener ningún problema para cumplir con lo anterior y probablemente se encuentren allí ya ese día.

    Sin meterme en que usted haga público su papel como jurado en el concurso, creo que cualquier escritor que se presente al concurso debería tener las mismas posibilidades de ganar, garantizando su anonimato, y bajo un punto de vista lo más objetivo posible. A veces no son simples relatos lo que manejáis, sino algo tan grande como los sueños de alguien de convertirse en escritor.

    • El fallo se hace público el sábado próximo, pero evidentemente, como en cualquier otro concurso de estas características, la resolución del jurado se ha tomado con tiempo suficiente para contactar con los ganadores y gestionar su presencia en un evento del que sabe la fecha desde hace meses (ignoro los plazos exactos en que se ha producido o se producirá tal comunicación, pues eso es algo que gestiona directamente el ayuntamiento de Llíria).

      En cuanto al anonimato de los participantes, ha estado plenamente garantizado. A los miembros del jurado sólo nos han llegado los textos, sin nombre adjunto. Separar plica de texto, mantener el registro y asegurar así ese anonimato era tarea de un funcionario del ayuntamiento que no tenía ni voz ni voto en el proceso de selección de los ganadores.

      Respecto a mi pertenencia al jurado… No sé cuándo se hizo pública (aunque me gustaría resaltar que, aun no siendo el caso, no es para nada infrecuente que sea una información que figure en las mismas bases). Yo, personalmente, sólo lo he anunciado con posterioridad al cierre del plazo de presentación de relatos, que fue el pasado 31 de agosto.

      Somos muy conscientes de lo que supone cada relato, tanto el más maravilloso como el más imperfecto, en pasión, ilusiones y esfuerzo. He estado muchas veces del lado de los que esperan con ansias el resultado, y por eso mismo no hay para mí nada más digno de respeto que el trabajo que implica escribir un texto literario de ficción. Ahora bien, siendo un concurso, toca echar mano de la experiencia, los conocimientos y la subjetividad inherente a cualquier valoración para intentar alcanzar una resolución justa (consensuada entre todos los miembros del jurado) y determinar los ganadores (cuatro, en este caso, frente a unos doscientos candidatos).

      Para terminar, sólo quisiera transmitirte ánimos y una idea: la escritura no se cultiva al esprint, sino que es una carrera de fondo. Hay que perseverar, mejorar día a día, aunque sea en algo insignificante, y buscar una y otra vez una oportunidad que no es seguro que llegue. Al final, golpes de suerte, con los que no se puede contar, aparte, los únicos que llegan son los que no se rinden.

      • Muchas gracias, agradezco de verdad su respuesta.

        Creo que presentarse a concursos literarios es una de las mejores maneras de conocer tu capacidad de esfuerzo y perseverancia. Esperar el fallo del jurado y cuando no figuras entre los finalistas decir: “bueno, no pasa nada, el siguiente será el mío” una vez y otra. El placer de escribir es indiscutible pero ese placer es proporcional a la cantidad de gente a la que llegas, por eso, esperas con ilusión el fallo que pueda acercarte a los ojos de más personas, tener más visibilidad, tener ese chute emocional que te confirme que vas por buen camino.
        Esto lo digo simplemente por aclarar que mi primer comentario no lo llevó la frustración de no figurar entre los finalistas, ya que desconocía que ya se había llamado a las ganadores (y por consiguiente emitido el fallo) y aún esperaba noticias. Sólo quería manifestar, que ya que los participantes nos esforzamos por seguir a rajatabla las bases y formatos de presentación, los concursos podrían también ponerse en nuestro lugar y hacer el fallo público o por lo menos accesible para TODOS los participantes. A menudo la misma ausencia de correo electrónico o llamada es lo que te dice que no has ganado, y eso supone una larga espera. Tampoco debería haber encontrado este blog buceando por Internet a la búsqueda del fallo (un fallo que sólo sabían los ganadores), y que me ha llevado a interpretar que el fallo era el mismo día que la entrega de premios.

        Con todo, pido disculpas si ha parecido que cuestionaba la rigurosidad del concurso. También agradezco mucho haberme topado con su blog, pues yo he heredado de mi padre cantidad de novelitas de la editorial Bruguera con los autores que nombra (Kurtis Garland, Ralph Barby, Silver Kane…) que me encantan, aun que personalmente a mi me ha tirado más el género de terror.

        Un saludo y muchas gracias por sus consejos.

        • Lo dicho, el fallo se hará público el sábado, y seguro que puedes encontrarlo pronto en la web del ayuntamiento de Llíria. Respecto al protocolo de comunicación… todo es mejorable. Desgraciadamente, los plazos han venido muy justos, pues estaban condicionados por la celebración de las fiestas patronales de Llíria (eso sí, las actuaciones han sido bastante típicas en este tipo de concurso; si lees con cuidado las bases, verás que se menciona específicamente en el punto VII que la organización se pondrá en contacto con los ganadores con tiempo suficiente para permitirles asistir al acto de entrega de los premios).

          Ánimo y suerte con este empeño, tan descorazonador a veces.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: