Historia verdadera

También conocida como “Relatos verídicos”, esta obra de Luciano de Samosata es considerada una de las primeras novelas fantásticas (con plena conciencia de su carácter ficticio), e incluso una de las primeras (si no la primera) muestra de lo que con el correr de los siglos acabaría conociéndose como ciencia ficción.

Luciano fue un sirio, nacido en la ciudad de Samosata el año 125 (cuando ya era parte del Imperio Romano). Poco se conoce de su biografía, y aun esos datos se encuentran rodeados de incertidumbre. Al parecer, durante el reinado de Marco Aurelio viajó por todo el Mediterráneo, dando conferencias y enseñando retórica, hasta asentarse en torno al 165 en Atenas. Allí escribió la mayor parte de su obra, redactada en griego ático de gran pureza (pese a que su lengua materna era probablemente el arameo), que se conserva en su mayor parte.

Lucianus

Son hasta setenta textos de autoría cierta, cuyo número se eleva a ochenta y cinco si incluímos aquellos títulos de atribución dudosa. Incluyen tratados retóricos, ficción en prosa y, sobre todo, textos satíricos, que asumieron en ocasiones la forma de diálogos, en los que se burlaba de todo y de todos (en especial de las escuelas filosóficas y las religiones). Entre sus estas obras satíricas destacan tres, “Diálogo de los dioses”, “Diálogo de los muertos” e “Historia verdadera”.

En “Historia verdadera”, Luciano dirigió sus dardos principalmente hacia los historiadores, que según sus propias palabras no sólo introducían en sus escritos las invenciones más disparatadas, sino que incluso esperaban que los lectores se las creyeran. Así pues, escribió una novela de viajes en dos libros (prometiendo, posiblemente como broma final, proseguir la historia en tomos subsiguientes que nunca tuvo la intención de escribir), avisando primero de lo siguiente: “Escribo, por tanto, sobre cosas que jamás vi, traté o aprendí de otros, que no existen en absoluto ni por principio pueden existir”.

truehistory

El libro (hoy, por extensión, lo consideraríamos un relato largo), narra las aventuras del narrador y sus acompañantes, en un periplo naval que les lleva a diversas islas, más allá de las Columnas de Hércules. Entre sus primeras aventuras, se cuenta cómo un fuerte viento arranca al navío de la superficie del mar y lo lleva volando, por un espacio de siete días, hasta alcanzar una isla redonda y luminosa en el cielo que resulta ser la Luna.

Allí los griegos se unen a las huestes del rey Endimión, que ha declarado la guerra al soberano del Sol, Faetón, por los derechos de colonización sobre la Estrella Matutina (Venus). Luciano describe en detalle las huestes selenitas y heliotas, que incluyen diversos seres fantásticos como los cabalgabuitres y los cabalgahormigas, o los plumaverdes (pájaros cubiertos por hojas de lechuga), pulgarqueros, gorrionbellotas o tallohongos (guerreros armados con tallos de espárragos y protegidos por setas como escudo). Unas arañas del tamaño de islas tejen el campo de batalla entre los astros, donde se enfretan los dos ejércitos (con sus aliados) en un conflicto interplanetario en toda regla.

lucian-battle-540

Volando de regreso a la Tierra, el barco es engullido por una ballena gitante, y en su interior los griegos libran nuevas batallas con nuevos seres fantásticos que moran en su interior, antes de escapar matando al cetáceo al incendiar los bosques de su interior. Sigue un periplo con reminiscencias de la Odisea, en la que los griegos visitan diversas islas (una compuesta por queso, otra de corcho, con ríos de vino y nuevos seres a cual más estrambótico), llegando por fin a la isla de los bienaventurados, donde moran los héroes y sabios, lo que le vale a Luciano para seguir lanzando pullitas aquí y allá.

Los peor parados, sin embargo, siguen siendo los historiadores, que están siendo castigados en las islas de los condenados por sus mentiras (en particular Ctesias de Cnido, al que deja colgando de sus vergüenzas, aunque también Herodoto, cuya obra parodia a menudo, y Tucidides).

Las referencias satíricas a diversas obras son abundantes (y muchas se nos escapan por no haber llegado a nuestros días), empezando por la Ilíada y la Odisea (aunque para con Homero parece tener una especial consideración en deferencia por su talento poético… lo que no le libra de salir parodiado), y siguiendo por textos tan diversos como las Historias de Herodoto o “Las aves” de Aristófanes (frente a cuya ciudad pasan los viajeros en su periplo por los cielos). El episodio de la guerra entre los reyes del Sol y la Luna, en particular, se inspiró en uno similar en la extensa novela de Antonio Diógenes “Los prodigios más allá de Tule” (de la que sólo se conserva una sinopsis y unos breves extractos).

Luciano-de-Samosata_relatos_fantasticos

La influencia ejercida por Luciano es enorme, sobre todo a partir del renacimiento, cuando empiezan a traducirse sus obras a los distintos idiomas europeos. Su sátira es tomada como modelo por autores como François Rabelais (“Pantagruel” y “Gargantúa”, 1532 y 1534), Cyrano de Bergerac (“Historia cómica de los estados e imperios de la Luna”, 1657), Voltaire (“Micromegas“, 1752) y sobre todo Jonathan Swift (“Los viajes de Gulliver”, 1726) (en España, pese a la tradición realista, también ejerce su influencia en literatos como Quevedo e incluso Cervantes).

Personalmenente, me gustaría destacar esa conciencia de ficción, de estar contando mentiras, como la característica que más aproxima a “Historia verdadera” al género fantástico moderno. Al reconocer explícitamente lo incierto de su crónica, Luciano está solicitando implícitamente al lector que suspenda su incredulidad para disfrutar de la obra. Por esa misma razón, se encuentra liberado para dejar correr su imaginación, sin las trabas de verse sujeto a lo plausible (aunque sí guardando un mínimo de versomilitud… a juzgar según los parámetros de la época, claro, y tomando como modelo los tratados presuntamente serios de los que se burla).

True_Story_Dore

Sus credenciales dentro de la ciencia ficción serían algo menos sólidas. Es cierto que en su época la distinción entre ciencia y filosofía era inexistente, pero por ese mismo motivo resulta difícil aceptar que pueda existir ciencia ficción antes del desarrollo del pensamiento científico. Lo que es innegable es su enorme influencia entre los primeros ejemplos claros de ciencia ficción (o protociencia ficción) en los siglos XVII y XVIII, por lo que cuando menos habría que considerarla como uno de los principales cimientos del género (por no hablar de su carácter pionero al tratar temas como las guerras en el espacio, los seres extraterrestres o la colonización interplanetaria).

Otras opiniones:

Anuncios

~ por Sergio en agosto 18, 2015.

2 comentarios to “Historia verdadera”

  1. La última traducción del libro: http://deculturas.com/dc/index.php?option=com_hikashop&ctrl=product&task=show&cid=87&name=historia-verdadera&Itemid=455 y una reseña muy interesante que remarca los aspectos literarios de la novelita de Luciano y el concepto de ficción: http://www.diariodesevilla.es/article/delibros/1667867/maravillosas/mentiras.html

    • Bueno, más que reseña es nota de prensa, así que no voy a incluir el enlace entre las “Otras opiniones”. Suerte con la nueva traducción.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: