Los lenguajes de Pao

La ciencia en la ciencia ficción ha tendido tradicionalmente hacia la ingeniería y la física, siendo este sesgo particularmente notable durante la Edad de Oro (y la de Plata). Incluso autores con formación científica alternativa (como Asimov, que era doctor en bioquímica), acababan especulando sobre naves espaciales, robots y el resto de parafernalia técnica.

Languages_Pao1

Poco a poco, sin embargo, otras disciplinas fueron llamando la atención de los escritores, y sus postulados fueron encontrando acomodo en los escenarios típicos del género. Así nació la ciencia ficción soft (un término acuñado a finales de los 70, que nunca terminó de asentarse por definirse más como un opuesto al hard que por características intrínsecas), que trataba con disciplinas sociales (psicología, sociología, antropología…). Este desarrollo recibió un impulso importante durante la New Wave, pero ya antes había empezado a abrirse el foco, y un buen ejemplo de ello lo encontramos en “Los lenguajes de Pao” (“The languages of Pao”), publicada por Jack Vance en 1958.

Esta novela suele recibir la distinción de ser la primera en incorporar como eje central de la especulación teorías lingüísticas, en concreto la hipótesis de Sapir-Whorf (o relatividad lingüística), que ya he tenido ocasión de comentar en otras críticas (pues es una de esas ideas cuya relevancia es mucho mayor en el ámbito fabulador que en el académico). En pocas palabras, viene a sugerir que el lenguaje que usamos determina los pensamientos o incluso las percepciones que podemos llegar a experimentar.

Lenguajes de Pao_B

Aunque el fundamento teórico data de los años 30, no fue hasta los 50 que se popularizó entre los lingüistas norteamericanos (hasta que fue sustituida por la gramática universal de Chomsky, fundador de la corriente predominante en la actualidad). En 1955, por ejemplo, James Cooke Brown desarrolló el Loglan, un lenguaje artificial basado en el uso de la lógica, a través del cual pretendía poner a prueba la hipótesis Sapir-Whorf (en teoría, un hablante de Loglan debería ser capaz de pensar de forma diferente a los usuarios de lenguas naturales).

Entra en escena Jack Vance (John Holbrook Vance), un autor de ciencia ficción, fantasía y misterio que había iniciado su carrera en 1945, y cuya obra más importante hasta el momento era la antología de “La Tierra Moribunda” (1950), que planteaba un escenario en el futuro lejanísimo, con un mundo decadente en el que conviven magia y tecnología (con posterioridad publicaría otros tres libros ambientados en él). A lo largo de su carrera, Vance demostraría una especial habilidad para construir sociedades alienígenas, como las descritas en la serie de los Príncipes Demonio o en el Ciclo de Tschai, siendo su obra cumbre fantástica la trilogía de Lyonesse.

Languages of Pao (2)

“Los lenguajes de Pao” es una de sus primeras novelas (publicadas), y en ella muestra, para variar, una civilización bastante simple. Pao es un mundo superpoblado (15.000 millones de habitantes), eminentemente agrícola y… en fin, aburrido. El carácter paonés viene determinado por un idioma que desincentiva el enfrentamiento activo (y la iniciativa en general), siendo la forma preferida de mostrar descontento una terca resistencia pasiva. La sociedad, extraordinariamente uniforme, se encuentra bajo la dirección de un panarca, o gobernante absoluto de carácter hereditario.

Al inicio de la trama, Bustamonte, el hermano del panarca, planea con éxito el asesinato de éste, pasando a ocupar su puesto. Por desgracia, durante el proceso se enemista con Mercantil, el planeta que suministra productos manufacturados a Pao, y poco después es invadido por un clan guerrero de Murcielagal, que impone un tributo mensual sobre el planeta.

La situación se mantiene más o menos estable durante ocho años, pero la presión tributaria es cada vez mayor, así que Bustamonte se ve obligado a buscar la ayuda de Lord Palafox, un mago (aunque su magia sea puramente tecnológica) de Rotura que precisamente estuvo presente durante los acontecimientos iniciales, convocado por el panarca reinante para acordar una solución a los problemas de Pao. De hecho, había pronosticado que Bustamonte acabaría acudiendo a él, y para reforzar su posición se había llevado consigo al joven Beran, heredero único del gobernante asesinado y legítimo panarca según las leyes paonesas.

Lenguajes_Pao_B2

La novela se centra principalmente en Beran, siguiendo su educación en Rotura, que debe desarrollarse, claro está, en rotureño, un idioma que potencia las características sociales de los magos: ultraindividualismo extremo, moral basada en el beneficio personal (en esencia, para incrementar el estatus y engendrar muchos hijos aptos), proceder lógico y desprecio a las mujeres. Aunque también los paoneses se ven obligados a aprender idiomas, pues la solución que Palafox propone a Bustamonte consiste en crear enclaves donde sólo se permita uno de tres idiomas artificiales diseñados para alterar las inclinaciones naturales de sus hablantes: el tecnicante (para formar ingenieros), el cogitante (administradores, políticos y comerciantes) y el bravante (soldados).

La trama se desarrolla a lo largo de varios años, a medida que los planes de Palafox van tomando cuerpo (queda bien claro desde el primer momento que sus intenciones van más allá de ofrecer una solución al problema de Bustamonte) y que Beran intenta retomar el control de su vida. En contra de lo que aparenta al principio, la novela acaba siendo más sutil de lo que parecía. Entre declaraciones más o menos ingeniosas sobre el efecto que las distintas lenguas tendrán en sus hablantes, lo que de verdad impulsa la historia es la búsqueda de una identidad por parte de Beran, e incluso de una identidad paonesa que les permita sobrevivir como civilización (aunque sea a costa de algunos cambios).

Languages_Pao

Palafox es un personaje interesante. Un intrigante puro, que ni siquiera se molesta en ocultar que sólo le mueve el beneficio personal. El que tanto Bustamante como Beran se vean obligados a bailar a su ritmo para conseguir sus propios objetivos es quizás el elemento más sugestivo de la obra. No hay redención heroica para el heredero del Panarca, sino supervivencia y pragmatismo, redimidos por una tremenda perseverancia.

El éxito de la novela radica en que no deja que ese conflicto eclipse el macroexperimento lingüístico que le sirve de sustrato. Los efectos de la introducción de los tres nuevos lenguajes en Pao (además de un cuarto, el pastiche, inventado por los propios traductores paoneses como una especie de híbrido entre ellos y el idioma planetario original) siguen un desarrollo lógico (bajo las premisas de la hipótesis de Sapir-Whorf) y alcanzan una conclusión al margen de las intenciones originales de unos y otros.

Con anterioridad a Vance, George Orwell ya había empleado el relativismo lingüístico como base filosófica de la neolengua de “1984” (1948), de igual modo, supuso el sustrato especulativo de “Babel-17” (Samuel R. Delany, 1966) y “Empotrados” (Ian Watson, 1973).

_________________________________

Nada más concluir esta entrada he tenido noticia de la muerte, hace tres días, de Jack Vance. En su casa, a los 96 años. Sirva pues como homenaje a uno de los grandes autores del género fantástico. Gracias y hasta siempre.

jackvance

John Holbrook (Jack) Vance (28 de agosto de 1916 – 26 de mayo de 2013)

IN MEMORIAM

Otras opiniones:

Otras obras del mismo autor reseñadas en Rescepto:

Anuncios

~ por Sergio en mayo 29, 2013.

2 comentarios to “Los lenguajes de Pao”

  1. Sin discusión, Jac Vance es uno de mis autores favoritos. Pero esta novela no la he leído… y a ver quién la pilla ahora, como no sea teniendo suerte en una librería de viejo.

    • Pues a mí no me había convencido lo poco que había leído suyo, pero ésta me ha sorprendido gratamente.

      Y sí, suerte: 4 euritos en la pasada feria del libro de ocasión.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: