Mi Imagicon

Ya ha quedado atrás la Imagicon (XXIX Hispacon). Sólo día y medio de convención, menos de treinta y seis horas, pero intensas, muy intensas.

En realidad, he tenido que vivir cuatro hispacones en una: como asistente, como ponente, como escritor y como miembro (saliente) de la junta directiva de la AEFCFT. Demasiado tute para cualquiera, pero ha valido la pena. Vaya por delante mi agradecimiento a la organización, los integrantes de la Federación Española de Fantasía Épica (y, en especial, a los valencianos del Concilio del Fénix), por brindarnos tan magnífica oportunidad de compartir y celebrar nuestro interés por el género fantástico.

Un diez sin paliativos (y si consideramos el poco tiempo de que han dispuesto, habría que ir pensando en el once). Cinco salas abarrotadas en todo momento, actividades complementarias, un área comercial activa, muchos, muchos aficionados jóvenes (y no tan jóvenes) y un ambiente realmente festivo. Tan sólo lamento, por no tener dominado todavía el truco de la bilocación (aunque quizás entonces hubiera necesitado promocionarlo hasta la pentalocación), el haberme perdido tantos eventos interesantes y el no haber podido saludar y charlar tranquilamente con tantos compañeros a los que veo de uvas a peras.

Centrándome en el título de la entrada, desglosaré mi Imagicon en las cuatro facetas arriba enumeradas, empezando por tanto por mi minicrónica como asistente, por desgracia la que más se ha resentido por culpa de los conflictos de intereses. De hecho, apenas conseguí asistir a unas pocas presentaciones (el salón de actos, por ejemplo, ni llegué a pisarlo). Me quedo pues con la interacción por los pasillos (y en el jardín) con conocidos de saraos similares, gente con la que la comunicación suele restringirse al correo electrónico, las listas de correo o los foros y aquellos con los que se traba contacto por primera vez. ¡Nos vemos en la próxima! (a algunos tan pronto como el sábado próximo, en los Fantasti’cs 2011).

Como ponente, entré en acción el sábado a las 12:00, participando en el acto principal de la I Koboldcon, es decir, acompañando a Alfredo Álamo en la presentación de su novela de espada y brujería “Kobold. El Señor de las Cadenas“. Ante una horda enfervorecida, exaltamos las sangrientas virtudes de una novela divertida como pocas, pertrechados con los tradionales cascos cornamentados bárbaros y armamento ligero (un auténtico asesino no debe depender de las cualidades marciales de sus herramientas). No, no dispongo de fotografías del evento, pero me consta que se hicieron unas cuantas.

Ya por la tarde, a las cinco, dimos comienzo a la mesa redonda sobre espada y brujería que (supuestamente) moderaba. Los ponentes eran Antonio Martín Morales (encantado de haberlo conocido), Víctor Conde y de nuevo Alfredo Álamo, y la sala estaba incluso más abarrotada que unas horas antes. Hora y media estuvimos dándole a la sin hueso (la mayor parte elucubrando sobre lo que separa a los distintos géneros dentro de la fantasía, aunque hubo tiempo para recordar grandes títulos del género como “El tiempo de los Señores Halcones” o “Gunan el guerrero”). La verdad es que creo que nunca me había divertido tanto en una mesa redonda (que no son lo mío). Espero que el sentimiento fuera compartido por todos los asistentes.

Por último, el domingo a las doce y media comenzó mi conferencia hispaconera anual, sobre ética y ciencia ficción, en una sala que acabó quedando justita para acomodar a todos los que querían escuchar mis desvaríos. No puedo sino agradecerles su asistencia (y disculparme por no habérmela podido preparar mejor, que me temo que las otras facetas se inmiscuyeron en el proceso).

Doy paso a continuación a mi Imagicon como autor, marcada por los contactos profesionales, y de nuevo no pudo ser una experiencia más fructífera. A lo largo del día y medio de convención firmé un contrato de edición, apalabré otro, sometí una tercera novela a la consideración de una tercera editorial y acordé las bases de una antología que me dispongo a seleccionar durante el año próximo. No es moco de pavo. Me he quedado prácticamente sin material libre. Al final hasta tendré que ponerme a escribir de nuevo.

2012 será para mí un año dedicado principalmente a la fantasía (una incursión en la fantasía épica, espada y brujería clásica y quizás…). Ya iré proporcionando información a medida que sea pertinente. Ahora tengo que ponerme a trabajar para que todo esté listo en los plazos previstos.

En cuanto a la recolección de lo sembrado en años anteriores, son de obligada mención los dos premios Ignotus obtenidos por “La mirada de Pegaso“. A ver si, con un poco de suerte, esta circunstancia anima un poquito las ventas, que la distribución se vio cercenada por circunstancias excepcionales y no disfrutó de reposición en las tiendas (Atención, recordatorio: aquí podéis consultar los nuevos canales de distribución de AJEC). Se vendieron algunos ejemplares y firme otros cuantos (me temo que la faceta negativa de la pujanza del Pegaso es que “El precio del barquero” ha quedado un tanto eclipsada).

Para terminar, queda la Hispacon asociativa, la otra gran perjudicada (durante la asamblea general de la AEFCFT, por ejemplo, estaba cerrando los tratos con las editoriales… cosas del pluriempleo). Un año más tengo que expresar mi más abyecto agradecimiento hacia mis compañeros de junta, que, asumiendo turnos extra en el stand y en el resto de responsabilidades hispaconeras, me han proporcionado la libertad necesaria para atender al resto de compromisos. En la práctica, mi única preocupación, servicio de transporte aparte, ha sido la parte gráfica de la ceremonia de entrega de los premios Ignotus, de la que me siento orgulloso (de la ceremonia en su conjunto, con mención especial a los presentadores). Creo que en nuestro último año al frente del evento hemos alcanzado el mejor resultado (aunque eso es algo que, en realidad, tendrían que juzgar otros).

También cabe mencionar que el testigo ha cambiado de manos. Nos queda mes y medio para terminar de pulir detalles (hay un par de libros por sacar, cuentas que cerrar y mil y un ajustes de última hora), y luego la responsabilidad de la AEFCFT recaerá en una nueva junta que aportará trabajo, ideas e ilusión renovada. Estoy convencido de que lo harán de maravilla. Ya lo saben, pero lo refrendo en público: cuentan con toda mi confianza y mi apoyo.

Ahora toca atesorar los buenos recuerdos y sensaciones y poner las miras en la siguiente Hispacon (¡la trigésima!). A ver si en esta ocasión conseguimos disponer de sede con algo más de antelación (se ha probado que no es necesario, pero sí muy, muy conveniente). Será para mí una convención con menos responsabilidades y más orientada hacia la fantasía… pero eso ya será otra historia.

Gracias a todos y mi enhorabuena, además, para los organizadores. Habéis dejado el listón muy alto.

Anuncios

~ por Sergio en noviembre 14, 2011.

6 comentarios to “Mi Imagicon”

  1. ¡Genial! Veo que nos queda Sergio Mars para rato… :)

  2. La mesa redonda que moderaste fue una de las más divertidas en las que he participado nunca. A ver si el próximo año repetimos, pero con una sobre star wars :)

  3. Todavía no he ido a ninguna Hispacon, y mira que en una ocasión me pilló una cerca, pero iba corto de dinero y opté por no caer en tentanciones… En un futuro no muy lejano seguro que me paso por una.

    • Pues la verdad es que es muy entretenido. Yo el año que viene, por motivos promocionales, eso sí, voy a intentar no perderme una (Hispacon, Asturcon, Estelcon, las Jornadas de Dos Hermanas, los Fantasti`cs de Castellón…), por no hablar de organizar presentaciones adicionales al menos en Zaragoza y Madrid. Vamos, que tocará echar el resto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: