Mis preIgnotus (versión 2009)

Desde hace unas semanas nos encontramos en pleno período de votación de la primera fase de los premios Ignotus. Para quienes no sepan de qué va esto, los Ignotus son los premios populares por excelencia del fantástico en España. Polémicas y disputas aparte, son un referente, no único pero sí importante, y una de las herramientas más potentes con que cuenta la Asociación Española de Fantasía, Ciencia Ficción y Terror para la promoción de estos géneros minoritarios (especialmente por nuestros lares).

Tras la primera fase, de la que saldrán hasta cinco candidatos por categoría, se abrirá una segunda que podrán votar tanto socios de la AEFCFT, como miembros de asociaciones afines con las que se han establecido acuerdos y asistentes a la Hispacón 2010, seleccionando a los ganadores que se harán públicos durante la cena de gala de la Hispacón, a celebrar el lunes 11 de octubre en Burjassot (entre opíparos manjares y homenajes varios).

El año pasado constituyó para mí una ocasión jubilosa, pues “El rayo verde en el ocaso”, mi primer libro, estuvo presente en tres categorías (antología, cuento y novela corta), teniendo a bien los votantes el concederme el galardón de novela corta por “Cuarenta siglos os contemplan”. Durante el 2009, año de publicación de las obras que se premian en esta ocasión, mi producción ha sido bastante menos ambiciosa (algo que cambiará radicalmente para la próxima edición), pero aun así, tras mucho pensármelo, he decidido que bien podía darle un empujoncito, por si las moscas (si no, ¿para qué mantengo un blog?).

Por añadidura, por dar algo de entidad a la entrada, también propondré algunos candidatos en dos o tres categorías. Listado que no pretende ser ni exhaustivo ni tener más peso que una opinión subjetiva e insuficientemente informada (por desgracia, mi capacidad de acceder a las novedades editoriales es bastante limitada). Al menos me servirá para incluir un par de enlaces internos a las correspondientes críticas.

Empezando por el principio, querría presentar la candidatura de entre las mías que me haría más ilusión, y que sería la de Rescepto Indablog como mejor página web. Durante el 2009 publiqué en el blog 168 entradas, incluyendo 86 críticas, que totalizaron alrededor de 185.000 palabras (algo así como un libraco de más de 500 páginas; una cantidad sensiblemente superior a mi producción de ficción, ¡ay!). Durante todo este tiempo ha aparecido algún que otro ensayo de cierta entidad, pero bueno, me conformo con intentar romper una tradición por vez, que bastante éxito sería situar el blog en su conjunto en las papeletas finales.

Por lo que respecta a los relatos, el 2009 no fue un año muy prolífico. Tan sólo puedo contabilizar tres inéditos (y uno de ellos es un cuento infantil; con monos parlantes, sí, pero no estrictamente fantástico). Los menciono, sin embargo, por recordarlos más que nada. El primero en salir al mercado fue “Es mi trabajo” en el volumen inaugural de la revista “Calabazas en el trastero”, dedicado a los entierros. Bastante más adelante en el año se editó el número 7 de la revista Sable (un especial NOCTE), que incluía uno de mis primeros cuentos maduros (con una larga lista de publicaciones canceladas justo cuando estaban a punto de sacarlo; rechazo cualquier sugerencia de que existiera relación alguna de causa-efecto), “Monstruos entre nosotros”.

Con esto doy por concluida la sección promocional (la del curso próximo será muchísimo más voluminosa y agresiva) y paso a repartir un par de recomendaciones generales.

Me gustaría comenzar proponiendo dos candidatos en la categoría de mejor revista (una particularmente refractaria a la inclusión de nuevos contendientes). Me refiero a las ya mencionadas “Calabazas en el trastero” y “Sable”. No es (sólo) porque me publicaran, sino ante todo porque se trata de dos publicaciones que, cada cual según sus posibilidades, representan proyectos singulares y muy necesarios en un panorama desolador para el cuento fantástico. “Sable” es la veterana de la dupla y posiblemente la más desconocida (pese a llevar años editándose, de forma bastante aperiódica, eso sí). Destacaría de ella su filosofía universalista, un enfoque que, en un sector muy dado a las camarillas, supone toda una declaración de principios (anteponiéndolos a cualquier concesión a la comercialidad). Respecto a “Calabazas en el trastero”, supongo que si estáis más o menos al tanto de las novedades fantásticas no puede haberos pasado desapercibida. Justo cuando más negro estaba el panorama para el cuento nos aparece una publicación, centrada en el terror, dispuesta a editar recopilaciones temáticas de trece relatos, con una profesionalidad desde el primer momento digna de elogio. Esperemos que tengan cuerda para rato, pero tampoco conviene esperar para reconocerles el mérito, que estos proyectos se nutren en un 90% de ilusión y hay que mantener las pilas cargadas y a tope para seguir disfrutando de su presencia.

No particularizaré ningún cuento, puesto que han sido pocos los que he tenido ocasión de leer (fuera de un par de volúmenes recopilatorios). Sí que me gustaría prestar mi apoyo a una novela (no es que haya tenido ocasión de leer muchas más, pero en este caso la entidad propia es más que suficiente para justificar mi intención). Me refiero a “Alarido de Dios”, de José Miguel Vilar-Bou. Hace un par de años ya estuvo entre los cinco elegidos con su primer título, “Los navegantes”, y ahora creo que repetirá (¿Con suficiente empuje para llegar hasta el final? Veremos).

En cuanto a novela extranjera, también quisiera hacer una mención especial, para “Diáspora”, de Greg Egan, publicada por fin en español tras más de una década desde su escritura. Hay otros títulos que, con toda probabilidad, hubieran entrado en mi mini-lista de haber podido echarles el ojo, pero me temo que no puedo recomendar bajo supuestos (por muy firmes que sean).

Para concluir, tan sólo quisiera echarle un capote a una de las categorías más necesitadas, la de mejor tebeo. Animaría a los votantes a mirar a proyectos muy interesantes de los que suelen quedar fuera del campo de atención tradicional de los Ignotus. Así pues, recomendaría que se le echara un vistazo a la revista Cthulhu y al ezine (creado en el 2009) Exégesis. Aunque sólo sea para comprobar que existen alternativas.

Anuncios

~ por Sergio en agosto 2, 2010.

3 comentarios to “Mis preIgnotus (versión 2009)”

  1. Muchas gracias por acordarte de nosotros, en serio.

    “Es tu trabajo” es una de esas esperanzas que tengo ganas de ver entre las nominaciones. Sería todo un orgullo que uno de los cuentos publicados en los Calabazas estuviese entre los que opten al premio. (aunque claro, me gustaría colar “Todo es empezar” xD ¡De sueños se vive!).

  2. Hola, Sergio:

    Muchas gracias por tener en cuenta a SABLE como precandidata. Me da que vas a ser casi el único…
    Un cordial saludo y mucha suerte con tus textos, a ver si ganas.

  3. No creo que tenga ni media posibilidad, pero al menos tenía que hacer el intento. Suerte a ambos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: