Hyperion

Retorno a la Hugolatría con la primera entrega de un peso pesado, tanto por su volumen como por el impacto que ejerció en la ciencia ficción de los años 90. Fue, además, un acontecimiento inesperado, pues Dan Simmons, su autor, se había destacado en el campo del terror (y, desde entonces, ha ido alternando entre ambos géneros, con alguna esporádica excursión hacia el mainstream). En estos casos, no suele ser habitual una aproximación tan pura. Vamos, que el bagaje se suele notar. Sin embargo, “Hyperion” (1989) no sólo es inconfudiblemente ciencia ficción, sino que constituye, y he ahí quizás una de las razones de su popularidad, una perfecta amalgama de todas las corrientes que dominaron los años 80 (space opera, hard neocampbelliano, cyberpunk…) y un regreso a las raíces aventureras de los tiempos de la Edad del Oro, con sus grandes imperios, sus monstruos y su exotismo.

“Hyperion” se erige también en una exhibición de técnica narrativa. La inspiración directa son los “Cuentos de Canterbury” de Geoffrey Chaucer (que a su vez se vieron influidos por “El Decamerón” de Boccaccio), pues el libro esta conformado principalmente por seis relatos (novelas cortas en realidad), que narran, cada una en su propio estilo, los motivos que han movido a seis de los integrantes de la última peregrinación que jamás se organizará hacia las Tumbas del Tiempo a dirigirse a Hyperion (el séptimo muere antes de poder contar en detalla su historia).

Estos relatos ofrecen una panorámica del siglo XXVIII, un tiempo en que el ser humano se ha visto obligado a abandonar la Tierra y poblar la galaxia, estableciendo la Hegemonía del Hombre, una organización política estable ( y estancada), que se sustenta en los motores Hawking, que permiten explorar el espacio a velocidades relativistas, y en los teleyectores, un sistema de portales de teletransporte que conectan todos los mundos colonizados (hasta el extremo de que los ricos pueden disponer las habitaciones de sus residencias en mundos distintos). Pero no todo es tan perfecto. El poder en la sombra lo ejerce el Tecnonúcleo, un consejo de Inteligencias Artificiales con sus propias facciones e intereses… que podrían ser opuestos a los de la humanidad.

Resulta complicado glosar los temas de la novela en pocas palabras. A grandes rasgos, los siete peregrinos (o al menos los seis que llegamos a conocer en cierta profundidad), se encuentran embarcados en una misión de expiación, siendo el punto focal de todos sus anhelos y temores el Alcaudón, un misterioso ser, ajeno a las ataduras del tiempo, que constituye el epicentro del misterio materializado en las Tumbas del Tiempo (unas estructuras enviadas posiblemente desde un lejano futuro, con un propósito inescrutable).

En “Hyperion” se entremezclan la ciencia y la mística, la ética y la poesía, en un relato que en última instancia está preparando el terreno para el derrumbe del viejo orden (que se verifica en su continuación directa, “La caída de Hyperion”, publicada al año siguiente, mientras que el díptico “Endymion” y “El ascenso de Endymion” de 1996 y 1997, glosan la instauración de un nuevo equilibrio tres siglos después). Lo hace, además, haciendo uso de una gran carga simbólica, con referentes a la mitología griega clásica y a la judeo-cristiana, así como a la literatura romántica inglesa (con especial énfasis en John Keats, que asume incluso protagonismo directo a través de unos cíbridos, unos seres mitad humanos, mitad inteligencias del tecnonúcleo).

En ocasiones a las historias les cuesta avanzar, pero el flujo de nuevas ideas es incesante, y acaba apabullando por simple acumulación. Hay un poco de todo. Desde space opera militarista (en la historia del soldado), hasta novela negra con tintes cyberpunk (en la historia de la detective). Pocas veces la ciencia ficción ha ofrecido un tapiz tan variado en un único volumen, con ideas realmente atractivas, como el gran río Tetis, que discurre ininterrumpido por todos los mundos de la Hegemonía a través de teleyectores, o los ejambres de éxteres, humanos que han renunciado a los planetas y se han adaptado a la vida en el espacio, olvidados por todos hasta su retorno como una ola de destrucción imparable.

Su problema es que todo el libro es puro planteamiento. Comienza en media res y nos transmite, a modo de flashbacks (narrados), los precedentes de todos los personajes principales. Entonces llegan a las Tumbas del Tiempo y el libro termina, emplazándonos para la conclusión en “La caída de Hyperion”. Y claro, las expectativas están muy altas. Simmons se enfrentó a la titánica tarea de recoger todos los hilos y atarlos de forma aceptable. Empresa en la que, en mi opinión, no está en modo alguno a la altura (algo similar me ocurre con los otros dos libros: “Endymion” dibuja un planteamiento de lo más interesante… que se desaprovecha por completo con “El ascenso de Endymion”).

Técnicamente, los grandes fallos de la novela se localizan en su continuación, pero al ser  más que una secuela el segundo volumen de una obra única, lo cierto que es el fracaso a la hora de cerrar los temas en “La caída de Hyperion” ha de repercutir necesariamente en la valoración del primer tomo. Constituye un libro interesante, pero ni mucho menos la obra maestra absoluta que en ocasiones se pretende vender. El entramado que erige es magnífico, pero cuando toca demostrar hasta qué profundidad se hunden sus raíces, el conjunto se tambalea. Como podréis comprobar siguiendo los enlaces proporcionados al final de la reseña, mi postura vuelve a ser minoritaria. Tal vez se deba a que valoro en gran medida las historias bien cerradas, sin hilos sueltos ni junturas forzadas. Así pues, la brillantez de las partes no me resulta suficiente para avalar el conjunto.

Algo hay que reconocerle, sin embargo: pocas novelas de ciencia ficción han excitado tanto la imaginación de los lectores como “Hyperion”. Basta con echar un vistazo a cualquiera de los detallados análisis que se pueden encontrar por internet (para muestra, un par de botones, ambos artículos de la Wikipedia: “La problemática de los peregrinos de Hyperion” y “El trasfondo de los Cantos de Hyperion“).

Simmons se alzó con los premios Hugo y Locus de 1990 por “Hyperion”, mientras que su secuela obtuvo el Locus y sendas nominaciones al Hugo (perdió frente a “El juego de los Vor“) y el Nebula. El reconocimiento se mantendría con “Endymion” (segunda en los Locus) y “El ascenso de Endymion” (ganadora del Locus, el tercero para la tetralogía, y nominada por tercera vez para los Hugo).

Otras opiniones:

Anuncios

~ por Sergio en junio 14, 2010.

13 comentarios to “Hyperion”

  1. Gran reseña, aunque difiero en eso de que La Caída de Hyperion no está a la altura de su precedente. Como bien dices, Hyperion es una novela en la que se plantean muchas ideas y no todas van a obtener respuesta. Dudo que esto no haya sido premeditado por Simmons.

    En lo que respecta a la dupla de Endymion, estoy de acuerdo en el considerable bajón que significa.

    Tal vez no sea una obra maestra, pero desde luego es una obra ya indispensable.

  2. Ah, aquí está nuestra opinión más desarrollada: http://musicomicbooks.blogspot.com/2010/04/hyperion-de-dan-simmons.html

    Si te parece mal que ponga este enlace, te pido disculpas y lo borras.

  3. Para nada. Cuantas más opiniones (bien fundamentadas), mejor.

    He actualizado la entrada con el enlace a Musicomicbooks.

  4. A mí, sin embargo, la construcción psicológica de los personajes en Hyperión me pareció bastante elaborada. De hecho me sorprendió, junto con la mezcla de fantasía tradicional y la estructura en historias ‘separadas’. Pero puede ser porque antes sólo había leído a Asimov, que a mi modo de ver utiliza un argumento en el que los personajes se apoyan y no al revés. En fin, una novedad, que lejos de desemerecer a Asimov lo complementó.

  5. Bueno… entre el Asimov clásico e “Hyperion” median más de treinta años de evolución del género. A partir de los 60, y sobre todo los 70, los personajes empezaron a cobrar mucho más relieve. Eso sí, Simmons quizás sea de los primeros en utilizar este tipo de personajes más elaborados en una trama de space opera (si bien Ursula K. Le Guin, a su modo, ya se había decantado por este camino, sólo que con una ciencia ficción mucho más soft y unas tramas más contenidas, pues su universo del Ekumen toma forma a lo largo de varios libros).

  6. Bueno esta si que la leí, y la entendí, al margen de quién la tradujese. Jeje. También he leído a Holderlin,hace muchisimos años, y su Hyperión, que tanto influencio a algunos filosofos. Holderlin era poeta y amigo de Hegel .

  7. La traducción es de Carlos Gardini, uno de los más prolíficos (y mejores) traductores dentro del género fantástico.

  8. A mi me gusta mucho la referencia a Keats, aunque me ocurre como a Maqueda, que para mí Hyperion es Holderlin (por ignorancia, porque a Keats no lo conozco). En cualquier caso, me gusta la referencia a los titanes. Tras su derrota por los olimpicos, los titanes, Hyperion entre ellos, viven recluidos en el tártaro. En su tiempo, fue un simil de la vieja religión caida en desgracia frente al cristianismo-Júpiter. Tropo romántico del tipo ayer fuiste Dios, y ahora eres un proscrito… A mi me gusta mucho Hyperion, introduce la “metaficción” más descarada en la CF, y junto con la cantidad de potentes ideas, lo bien escrita que está, los personajes, la estructura, lo convierte en un clásico, aunque el segundo tomo, pues sí, digamos que es harto convencional (que en absoluto malo).

    Este señor, Simmons, novelatan bien que hasta la tonteríeta de Endimión me parece una delicia.

    Endimión -leo en la Wiki- fue un amante de Selene, al que se le dio la vida eterna por guapo, eso sí, condenado a pasarse la susodicha vida eterna dormido….

  9. Hyperion me parecio una novela soberbia, aunque debo decir que no he leido demasiada c/f. De terror si he leido bastante mas y su novela La cancion de Kali es junto a Ceremonias macabras de T.E.D. Klein y Cementerio de animlaes de Stephen King las mejores novelas de terror y casi los mejores libros de cualquier genero que he leido. Vampiros de la mente es bastante entretenido y su relato de debut El rio estigia fluye corriente arriba es de los mas escalofriantes que he leido

  10. Me temo que entré con mal pie en la faceta terrorrífica de Simmons, pues “Los vampiros de la mente” se me hizo una pestiño eterno, que tiraba del sensacionalismo barato y que no conseguía transmitir un ápice de mal rollo. De ahí que no me decida a abordar otro tocho suyo, del que tengo bastante buenas referencias: “El Terror”.

  11. La canción de Kali si que es buena.

  12. te aconsejo La cancion de Kali, no es tan larga como Los vampiros de la mente y se lee con bastante interes, el final es de los mas emotivos, espeluznantes, intensos y desasosegantes que he leido, si te gusta el terror bien escrito te gustara, tiene poco que ver con Los vampiros de la mente. Dan Simmons tiene otra novela de terror Un verano tenebroso, la tengo en casa pero me recuerda demasiado a la novela mas sobrevalorada de Stephen King It y no me puse a leerla

  13. […] Hyperion de Dan Simmons fue publicado hace unos meses en español por Nova, la colección especializada de Ediciones B. En su momento ganó los premios Hugo y Nebula mediante una trama recorrida por las historias de siete peregrinos en busca de las Tumbas del Tiempo y del Alcaudón, una suerte de dios venerado por la Iglesia de la Expiración Final. Cada uno tiene un motivo para encontrar al ser todopoderoso y, a través de sus historias personales, se perfila uno de los universos más ricos e interesantes de la ciencia ficción de las últimas décadas. Hay pinceladas de varios géneros (novelas de viajes, romántico, militarista, etc) que maravillarán a los amantes de la buena literatura. Un clásico intemporal. […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: