Un vistazo al panorama… juvenil

Hace poco más de una semana empleé una entrada para analizar las opciones de publicación en fantasía fuera del círculo fandomítico. Ahora toca hacer lo propio con la fantasía juvenil (en ocasiones, la distinción puede ser complicada). Antes de proceder, tengo que especificar las condiciones de mi investigación. Al principio, apliqué el mismo filtro de presencia en las estanterías de la FNAC, pero la lista resultante no se me antojaba nada completa, así que busqué un espacio muestral alternativo, que encontré en un Carrefour. Sí, puede parecer un lugar un tanto extraño, pero la sección de librería del Carrefour, en lo que respecta a literatura juvenil, es de lo más completo (si exceptuamos las típicas colecciones de colegio, que de todas formas no me interesan pues se accede a ellas por vías propias). El otro condicionante, a título particular, era la edad objetivo, simplemente porque lo que deseo mover está enfocado a una edad muy específica: 12 años. Lo cual lo complica todo de mala manera.

Los doce años marcan un momento muy importante en el desarrollo cognitivo de los niños. Es el punto en torno al cual (por regla general, claro) se deja atrás el pensamiento mágico de las-cosas-pasan-porque-sí y se desarrolla la percepción de la relación causa-efecto (lo cual tiene implicaciones tanto a nivel científico como moral). Si os fijáis las colecciones escolares de las grandes editoriales señalizan este punto con un cambio de colección, bien sea la Serie Roja de Barco de Vapor (SM) o el paso de Ala Delta a Alandar (Edelvives). También es significativo que la enseñanza secundaria se inicie a los 12 años.

Desde mi punto de vista, es un público objetivo maravilloso porque les estás abriendo un universo distinto a aquel en que han vivido hasta ese momento (o les estás ayudando a redescubrir y redefinir su mundo). Es algo que no vuelve a pasar nunca. Eso sí que es sentimiento de maravilla y no la ciencia ficción: bajo lo que vemos existe una estructura que puede estudiarse, comprenderse y predecirse. Por desgracia, al mismo tiempo, es un momento muy delicado desde un punto de vista editorial para alguien que escriba fantástico, porque lo habitual es que las colecciones escapen de la fantasía como de la peste y se decanten por el “realismo comprometido”, como si siglos de tradición educativa de la literatura fantástica no valieran un pimiento (no hablo tanto de finalidad como de capacidad, ¿queréis un ejemplo? “Momo”). Después, por supuesto, llegan las colecciones más abiertas, que son las que voy a examinar a lo largo de esta entrada, pero casi todas ellas apuntan un poco por encima de esta edad problemática (se dirigen más bien de los 14 años en adelante). Lo que no sé es si se trata de elección premeditada o imposición de mercado por falta de oferta (espero que sea lo último). También se trata de obras que dejan más en segundo plano los valores educativos y apuestan por la aventura. A mí, sinceramente, no me interesan tanto, porque para eso escribo fantasía sin concesiones a la edad, que me resulta más atractiva.

Sin más preámbulo (como si hubiera sido corto), paso a examinar el panorama, en orden estrictamente aleatorio (tal y como lo tengo apuntado en mi “cuadernillo de campo”):

puck

Primero, un sello que no conocía: Puck, de ediciones Urano (cuyo sello más conocido es Umbriel). Se trata de una colección muy joven que cuenta con una docena de títulos en su haber. Sus libros llegan tanto a la FNAC como a Carrefour. Parece decantarse por la aventura de corte juvenil. Posee distribución en sudamérica, lo cual como plus no está nada mal.

afaguara_juvenil

Sigo con Alfaguara Juvenil, que aparte de su Serie Azul (12-14 años) publica en formato de tapas duras otras novelas fuera de colección. Lo bueno que tiene es que en el rango de edad específico posee una amplia producción. Lo malo es que es una editorial en la que entrar de buenas a primeras se me antoja muy difícil (para cubrir producción sólo tienen que tirar de catálogo).

pearson

A continuación, reseño la editorial Pearson Educación, con su sello Alhambra. Tal vez el nombre de Pearson no diga nada, pero es una compañía internacional que agrupa sellos como Penguin, The Financial Times, Prentice Hall… Lo cierto es que me interesa por varios motivos. Primero porque ha publicado a autores españoles neófitos (al menos en literatura juvenil), segundo por su orientación educativa (ángulo que puedo explotar con mi producto) y tercero porque tienen sucursal en Valencia. No sé qué funciones desempeñará (seguramente, será sólo una oficina comercial) pero no hay que desdeñar nunca las posibilidades del cara a cara.

via_magna_logo1

Tengo que hacer mención nuevamente del sello Pegasus, de la editorial Via Magna. A la luz de su catálogo, no sabría precisar el público objetivo. Por un lado, casi todos los libros parecen dirigirse en torno a los 14 años, pero hay uno (“Alex y el tesoro de la laguna roja”) que me parece que apunta bastante más abajo. Además, como ya vimos en la entrada anterior, publican a autores españoles, así que es una opción a considerar.

montena

Mucho menos prometedor es el sello Montena, con su colección Serie Infinita. El sello pertenece al grupo Random House / Mondadori (Plaza Janes, Grijalbo, Lumen…), y por lo que tengo entendido, no se arriesga nunca con autores noveles, sino que prefiere esperar a ver cómo se desenvuelven en editoriales más pequeñas y luego, en su caso, compra los derechos de edición para aplicar sobre productos ya probados todo el poder de su inmensa maquinaria promocional. Me parece harto improbable que en la conyuntura económica actual haya alterado esta política.

A partir de ahora, van editoriales que sólo encontré en la sección juvenil de Carrefour.

destinojoven

La editorial Destino posee un sello específico, Destinojoven. Tiene varias colecciones, separadas por edades de un modo un tanto peculiar. La que me interesaría sería la colección “La isla del tiempo”, dirigida a niños entre 10 y 14 años. Parece especializada en grandes éxitos internacionales (de hecho, no he encontrado ningún autor español en la colección, pero tampoco puedo decir que mi búsqueda haya sido exhaustiva). Como opción, la veo bastante complicada.

oniro

Otra editorial que no conocía es Ediciones Oniro, que al parecer ha lanzado hace poco su colección de narrativa infantil/juvenil La Lámpara Mágica. La verdad es que los cinco libros aparecidos hasta la fecha no me hacen albergar grandes esperanzas, pues parecen ser en estilo muy diferentes a lo que yo deseo colocar. Por otro lado, otro foco de interés de la editorial es la divulgación a jóvenes. El problema es que no da la impresión de que hayan buscado alcanzar un terreno intermedio con la narrativa. En cualquier caso, el espacio muestral es demasiado reducido para ir sacando conclusiones firmes.

libroslibres

La editorial Libroslibres tiene al menos una serie fantástica (Iván de Aldénuri) en la colección Mythica (no he encontrado ningún otro título). Es una editorial que se presenta a sí misma con una “línea liberal-conservadora”. Demasiado politizada para mi gusto. Además, no sé cómo pasarían una novela que en varios momentos presenta nociones (bastante avanzadas, aunque con un lenguaje sencillo) de evolución biológica.

espasa

A priori, tampoco tenía muchas esperanzas puestas en una editorial como Espasa. Sin embargo, recientemente han publicado “Estirpe salvaje” de Montse de Paz. Eso sí, con las gestiones realizadas por una agencia. Como punto a favor, en su página web especifican que la colección presenta tanto autores españoles como internacionales (sic). En cualquier caso, la línea editorial no me cuadra con lo que tengo disponible.

roca_sellos  

Roca Editorial posee dos sellos, Roca Juvenil (a partir de 14 años), dedicada casi en exclusiva a Paolini (aunque también ha publicado Coraline, la novela juvenil de Gaiman) y Roca Junior (entre 8 y 13 años), con un puñado de libros, la mayor parte series extranjeras y un solo autor español (aunque publicado inicialmente en la colección en catalán de la editorial, así que la cosa tiene truco). No parece muy prometedor de cara a probar suerte.

Además de todas estas, hay títulos de Salamandra, Edebé y S/M, que no analizo porque se me antojan fuera de mis posibilidades (o, alternativamente, con probabilidad tan baja que es preferible probar antes en otros lugares), así como Noguer y Mare Nostrum, editoriales cuya página web no está activa (no sé la razón, pero por si acaso…) y Bromera (edición en catalán).

Igual que con la novela de fantasía épica (aún no he realizado el envío, pero es que el pequeño prólogo que tenía que escribir se me ha atragantado y no lo he tenido listo hasta ayer), voy a mojarme. Teniendo en consideración todas las variables, voy a probar con Pearson Educación y la colección Alhambra. Justamente ayer recibí también por correo la devolución del manuscrito (de una vía muerta que prefiero dejar atrás), así que sólo tendré que actualizar, personalizar e imprimir la propuesta que ya tengo redactada (con resumen, público al que se dirige, temas que trata, currículo…), pasarme por la sucursal en Valencia (que está cerca de la Plaza de la Reina) y ver qué pasa.

Al menos, en literatura juvenil existen varias opciones viables a priori. Hay unas cuantas más que también tengo localizadas pero que, por alguna razón circunstancial, no han superado el filtro impuesto (a pesar de haberme tropezado con libros suyos en las tiendas en otras ocasiones).

Anuncios

~ por Sergio en febrero 19, 2009.

5 comentarios to “Un vistazo al panorama… juvenil”

  1. Un buen análisis. Espero que tengas suerte con los envíos.
    Yo, hace tiempo, empecé a hacer algo parecido. Pero me di cuenta de que primero tengo que escribir una novela para poderla enviar… en fin, me adelanto como los almendros y luego me hielo. :)

  2. A mí se me está poniendo mala la fruta en el árbol (ya va para dos años que escribí la novela). Veremos cómo funciona todo.

    Por ahora, ya sé que la oficina de Valencia de Pearson Educación es sólo comercial (y daba la impresión de que a la chica que me atendió nadie le había preguntado nunca por el protocolo de presentación de originales… no sé si interpretarlo como una buena o una mala señal).

  3. Dudas? No te estarás convirtiendo en un optimista, verdad?

  4. Nunca. Eso hundiría mi reputación…

    …si la tuviera.

  5. La tienes, la tienes…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: