Historias asombrosas 2

Llega un poco tarde, pero es que en su momento fui incapaz de encontrar la revista en las tiendas (y no soy muy dado a las suscripciones; manía personal). En todo caso, aquí está mi reseña al segundo número de Historias Asombrosas, gracias a su coordinador, David Mateo, que me dio un ejemplar durante los pasados encuentros Liter Imaginarius.

En esta ocasión nos encontramos ante un número temático centrado en el terror. No es que lo avise por ningún lado, pero la inquietante portada ya debería ir dando una pista. Junto con asiduos cultivadores del género (como Ramsey Campbell, Pilar Pedraza o Santiago Eximeno) nos encontramos con autores más conocidos por escribir fantasía o ciencia ficción. Sin embargo, como se expondrá más adelante, no se desenvuelven en general nada mal (muchas veces lo de llevar una etiqueta u otra es cuestión de azar o de encasillamiento circunstancial).

Para empezar, una crítica general al volumen:

Comparando con el primer número, se aprecia un ligero aumento en el grosor de las letras que es muy de agradecer, pues facilita la lectura. De igual modo, se ha reducido el número de textos, hasta siete relatos y un artículo, lo cual aumenta la longitud media, constituyendo así una lectura, desde mi punto de vista más satisfactoria (el exceso de ultracortos rompía un poco el ritmo en el número 1). También es de destacar la calidad de las firmas reunidas: Elia Barceló, Santiago Eximeno, Domingo Santos, Laura Gallego, Pilar Pedraza, José Miguel Vilar, Ramsey Campbell y Alfonso Merelo (lo cual está muy bien, pero te deja con las ganas de descubrir algún nuevo valor, como Anabel Zaragozí y su “Estrella matutina” en HA1). A este respecto, es un poco chocante que tengas que ir hasta el índice para descubrir a los colaboradores con más gancho. Historias Asombrosas mantiene esas características híbridas entre libro y revista, pero quizás convendría estudiar la posibilidad de incluir en la portada una relación del tipo de “Con relatos de Fulanito, Menganito y Zutanito”, que podría atraer la atención del lector casual. Es una sugerencia que dejo caer…

historias_asombrosas2

Pasando a los contenidos, la compilación se inicia con “El monstruo en el altillo” de Elia Barceló, un texto que, desde un inicio presumiblemente fantástico, acaba abogando por el realismo más crudo. No resulta tanto terrorrífico como sin concesiones, que quizás resulte un poco apresurado en su ejecución.

“Umbría”, de Santiago Eximeno, actúa casi como el reflejo invertido del primero, pues partiendo de una situación similar, viaja de la realidad a la fantasía, una fantasía que, tratándose de Eximeno, no podía sino ser oscura, muy oscura. En el relato se entremezclan dos realidades, la nuestra y otra que presenta una importante cualidad onírica y pesadillesca. Es aquí donde más destaca el cuento, ofreciendo descripciones perturbadoras. Quizás falle un poco la conexión entre ambas líneas dramáticas, que resulta un tanto forzada, pero aun así constituye una de las mejores aportaciones del volumen.

Tengo un problema con “El despertar de Cthulhu”, de Domingo Santos. Resulta que para la conferencia sobre Lovecraft en Huesca me he leído en las tres últimas semanas prácticamente toda su producción relacionada con los mitos, y he llegado a conclusiones que divergen en cierta medida del enfoque empleado por el autor (que se adhiere a las interpretaciones mitológico-mágicas que tradicionalmente han realizado los continuadores de la obra del maestro de Providence; lo cual para un texto inspirado por “La sombra sobre Innsmouth” tampoco es tan grave). Quitando de pejigoterías como el error asumido sobre el origen de los soggoth (que no creo que importen a muchos), he de reconocer que Domingo Santos realiza una adecuada labor de recreación del estilo y temas lovecraftianos, tanto de hecho que quizás lamente la falta de algún elemento original o novedoso.

Sigue una de las sorpresas de la antología, en forma del relato “Tiempo, calma y silencio” de Laura Gallego (autora más conocida por ser superventas de fantasía juvenil). Es una narración que engarza temas clásicos y tradicionales con cierto ecologismo moderno y que, sin duda, nos brinda una faceta distinta de su escritura, impecablemente narrada aunque quizás un poco previsible. De lo mejor del volumen.

Curiosamente, las decepciones vienen de parte de los autores más reconocidos en el género. “Los ojos azules”, de Pila Pedraza, por ejemplo, constituye un relato que no acaba de despegar y que concluye con uno de esos famosos giros finales que nunca, nunca conviene emplear (aunque en honor de la verdad, aquí le proporciona un cuarto de vuelta de tuerca más). Cierto es que se apoya sobre todo en la perfecta descripción de los acontecimientos, pero juzgado como cuento de terror (o mal rollo) pierde muchos enteros por su cierre en falso. Fue publicado originalmente en “Arcano trece” de la editorial Valdemar.

“El amo invisible”, de José Miguel Vilar, retorna en cierta forma a los escenarios oníricos empleados por Eximeno, con una descripción muy potente de un infierno peculiar. Peca también de previsible y presenta cierta artificiosidad en la caracterización del narrador, pero es quizás el relato que consigue crear un ambiente más opresivo, erigiéndose como otro de los puntos fuertes.

La aportación de Ramsey Campbell, “Justo detrás de ti” es, sin duda, lo más flojo de todo el volumen. En serio, no comprendo qué tiene de especial Campbell. Hace unos meses fui incapaz de seguir leyendo “Nazareth Hill”, pero no por aprensión, sino porque estaba harto de tanto amaneramiento que no conducía a ninguna parte. El cuento presente sigue las mismas guías: escenario elaborado, personajes hipertrofiados (desde un punto de vista de caracterización) y trama pueril en grado sumo. Se sostiene mientras piensas que está yendo hacia algún sitio (y de verdad lo parece, los elementos están ahí), pero a la postre te cansas de que el protagonista te esté explicando que debes sentir aprensión, de modo que la resolución ya ni te decepciona. No ayuda, por supuesto, que la traducción deje mucho que desear (incluso cometiendo el imperdonable error de mantener las comillas de diálogo en vez de utilizar los guiones como es preceptivo en castellano).

Respecto al artículo de Alfonso Merelo, “Malos tiempos para la ciencia ficción en España”… en fin, me afecta demasiado de cerca para poder ser objetivo. Tan sólo apuntaré que leyéndolo se me insinúa otra razón para la crisis, que es la del mundo cerrado (o mundos cerrados), en el que estás dentro o estás fuera y punto.

En definitiva, Historias Asombrosas 2 es un volumen muy sólido, con un nivel medio más que notable, aunque quizás se eche en falta ese cuento realmente memorable capaz de justificar por sí solo toda la selección. Su principal virtud es la calidad narrativa, mientras que peca de cierta previsibiliidad en casi todos los relatos. La especialización en cuanto al terror está bien para un número, pero para los próximos espero un poco más de novedad (y un giro más decidido hacia lo pulp… aunque he de reconocer que aquí podría tener ciertos “intereses” ocultos).

Si te interesa, como no vas a encontrarlo ya en las tiendas, siempre puedes pedirlo directamente a los editores en la página web de la revista.

Por último, las reseñas externas… Ya sabéis que suelo incluirlas para aportar otros puntos de vista. Pues bien, en este caso ¡he encontrado sólo una! ¡Venga ya! Por si no lo habéis notado, es de lo poco que nos queda en narrativa fantástica breve. Y después aún hay quien se pregunta por qué están las revistas en crisis.

Reseña de Joaquín Torres en Sedice.

Anuncios

~ por Sergio en noviembre 18, 2008.

3 comentarios to “Historias asombrosas 2”

  1. Por fin alguien que coincide conmigo en lode Ramsey Campbell y muchas de sus obras… comenzaba a creer que era un bicho raro.
    Ando esperando tu reseña del núermo especial de Sitges, Sergio, a ver qué te parece.

  2. Primero tendré que hacerme con él, que el punto fiable de distribución en Valencia me pilla muy lejos (y soy muy tradicional en la compra de lectura).

  3. No hablemos de Ramsey Campbell, que recuerdo su cuento sobre surfistas adoradores de Nodens en lucha contra los sicarios de Chtulhu y me enciendo, me enciendo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: