Literatura de frontera

A raíz de la penúltima entrada (está justo ahí abajo, pero para los que no deseen darle al scroll, aquí está el enlace), dos de los integrantes del Team Rescepto iniciamos un minidebate privado sobre muerte de la ciencia ficicón sí / muerte de la ciencia ficción ni de coña. Lo cierto es que se vio truncado pronto por motivos ajenos al asunto a tratar, pero llegué a argumentar algo así como que la ciencia ficción cumplía una misión de avanzadilla, explorando lo que es ser humano en los límites (o dos pasos más allá) de su realidad tecnológica (la cifi hard) o antropológica (la cifi soft); si es que la separación sigue teniendo algún significado.

También apunté que quizás la crisis, esa falta de paradigma apuntada en la entrada anterior, tenga que ver con la dificultad que nos encontramos en estos momentos para establecer con exactitud dónde se encuentra la línea fronteriza: o no llegan (todos los intentos de explorar el futuro cercano, que suelen quedar cortos en cuanto a especulación y presentar una pobre competencia al tratamiento de temas parecidos dentro del mainstream), o se pasan tres pueblos (casi toda la literatura postsingularista, que se antoja a menudo arbitraria por completo en sus aspectos anticipativos y bastante pedestre en su análisis post-antropológico).

Se me antoja, por tanto, de extrema importancia la delineación de esa frontera como paso previo a su exploración. Como mi opinión es tan válida (o inútil) como la de cualquier otro, se me ocurrió dedicar una o dos entradas a esta cuestión. Por supuesto, la iniciativa debía profundizar hasta un nivel de detalle superior al de las muletillas de la singularidad y el posthumanismo, señalando aspectos concretos de estos procesos o retos palpables con los que el ser humano va a enfrentarse en el futuro próximo. En este sentido, la primera de las entradas debía referirse al concepto e implicaciones de la Realidad Ampliada, pero pronto me encontré con una seria dificultad “técnica”: para hablar de ella primero tenía que referirme a la realidad virtual, y una vez puesto no me apetecía hacerlo de pasada, sino con cierto detalle (tanto como para un artículo propio… o varios). Así que unas cosas llevaron a otras y me encontré con que mi plan original de mantener el asunto en una escala modesta se iba al garete. Y aún tenía que escribir los cuatro párrafos de hoy.

De la necesidad virtud (o algo así). Sirva la presente para anunciar la serie de artículos sobre el tema de la cifi fronteriza, que se irán intercalando con las habituales reseñas y diatribas según me vaya dando la bola. Soy consciente de que es ésta una entrada de una densidad informativa ridícula, pero al menos espero que sirva como incentivo para no dejar el proyecto antes de haberlo comenzado. Por supuesto, se admiten sugerencias. Después de todo, si supiera a ciencia cierta por dónde anda la frontera no estaría desperdiciando palabras aquí, sino dándole a la tecla para escribir la Novela. Después me desesperaría intentado publicarla con cierta dignidad en un contexto tan deprimente como el presente, pero ésa ya es otra historia.

Anuncios

~ por Sergio en octubre 29, 2008.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: