La dama del alba, fantástico teatro

Si se hiciera una encuesta para nombrar los mejores escritores de literatura fantástica españoles, estoy seguro de que el nombre de Alejandro Casona no aparecería en la lista. La razón es muy simple, lo que él escribía era teatro y claro, ése es un mundo diferente por completo. Pues no, Casona (su verdadero apellido era Rodríguez, se decidió por ese pseudónimo pues vivía en una “casona” en su Asturias natal) es uno de los más grandes escritores fantásticos españoles, pese a quien pese (no creo que él mismo se reconociera bajo esta etiqueta, pero ahí están los temas que trata para avalar esta idea).

En muchas de sus obras se contraponen realidad y fantasía, aunque de un modo tal que ambas vertientes, más que anularse, se refuerzan la una a la otra. Crea mundos donde los elementos mágicos hacen que el drama humano brille, atrapando al espectador tanto por la novedad y belleza de la fantasía como por la cotidianeidad de los personajes, que nos son cercanos y creíbles.

Mi primer contacto con la obra de Casona no parecía muy propicio para atrapar mi interés, ya que se debió a una de esas lecturas obligatorias de la escuela (en los felices años en que me tragaba dos o tres novelas a la semana). No recuerdo otro caso de verme interesado por una lectura impuesta. No sé si eso se debe a la pésima elección de títulos y autores (soy de la opinión de que en la escuela debería despertarse el gusto por la lectura, no asumir que los libros que se den a leer serán los únicos que el alumno hojeará en toda su vida, por lo que hay que embutirle tantos clásicos inadecuados a su edad e intereses como sea posible), o a cierta predisposición en contra de cualquier texto que me forzaran a leer. El caso es que cierto curso, no recuerdo cuál, nos propusieron dos obras de Casona: “La dama del alba” y “La barca sin pescador”. He de reconocer que, de ambas, es la segunda (una historia de pecado y redención, con el diablo de por medio) la que más me atrapó, pero como acabé quedándome en propiedad la primera (por una política de comprar libros en pareja), es la que he releído desde entonces y, desde luego, no se queda muy atrás.

Pese a que la escribió en Buenos Aires (exiliado tras la guerra civil, no volvería a España hasta los años 60), “La dama del alba” está ambientada en su Asturias natal, y bebe de sus leyendas, teniendo particular importancia, cómo no, la Noche de San Juan. El tema central de esta obra en tres actos es la muerte, su función en la vida y el efecto que produce en quienes la sufren en la persona de un ser querido. Y la Muerte es (literalmente) un personaje más de la historia.

La muerte como entidad palpable, temida e incomprendida, prisionera ella misma de su labor, melancólica e imparcial. La muerte también como idea, como incertidumbre que ahoga la felicidad de aquellos cuya existencia trastoca. La muerte incluso como solución, como mano amiga, como compañera de juegos y vía de redención, punto de cierre para abandonar el pasado y enfrentar el futuro. Casona logra lo (casi) imposible, componer con este tema una historia hermosa e inspiradora. Hay diálogos magistrales (de los de ponerse en pie y aplaudir… si te lo permitiera el nudo en las tripas), personajes definidos a la perfección y, sobre todo, magia en el ambiente (del tipo doméstico, casi de andar por casa, y por ello más sentida).

Anuncios

~ por Sergio en julio 24, 2008.

4 comentarios to “La dama del alba, fantástico teatro”

  1. la dama del alba es una obra unica , q lleva a una persona a la locura en q sentido ,o sea q es una obra perfecta inigualable , teatro unico poe eso le doy las 1000 y 1000.000 de felicitaciones a dicho autor (alejandro casona “rodriguez”)

  2. […] La dama del alba La entretenida y sorprendente trama, las historias de amor y desamor, el atractivo de los personajes terminan venciendo la resistencia previa a leer teatro. Conviene analizar con el alumnado la solución final que da Casona al conflicto, pues aunque eficaz, es bastante  machista, incluso para la época en que fue escrita. […]

  3. El texto de esta fantástica obra de teatro se puede leer en

    [EDITADO POR RESCEPTO- De acuerdo con la Ley de Propiedad Intelectual, las obras de Alejandro Casona, hasta donde podemos verificar, aún mantienen todos sus derechos reservados, de modo que en Rescepto Indablog, sin conocer las circunstancias particulares de le edición electrónica, no podemos albergar este enlace]

    También se estrenó su versión operística.

  4. ta muy buenoo el libroooo….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: