Cristales de fuego

El título de esta novela de José Antonio Suárez, publicada el año pasado como el número 8 de la colección Vórtice de Parnaso, evoca imágenes de bárbaros armados con espadones, amazonas ligeras de ropa y gigantescas bestias escamosas arrastrándose por el suelo cuarteado de un desierto ancestral. Nada más lejos de la realidad, porque “Cristales de fuego” es una novela de pura ciencia ficción. Ahora bien, decidir a qué subgénero pertenece dentro de ésta es una cuestión un poco más compleja de dilucidar.

Al empezar la novela se nos presenta el narrador, Simón Daldasarre, la copia de seguridad del cerebro de un famoso escritor de franquicias (los Elfos galacticos®) descargado a mala leche en el cerebro de un humanimal basado en el genoma de un tapir malayo. Éste, a su vez, nos introduce a Cleo, un calzonazos inútil que, recién despedido de su trabajo en la empresa propietaria del tapir, es tecnoesclavizado con una facilidad vergonzante por una secta dirigida por un desagradable alienígena purulento. A partir de ahí es cuando la trama de verdad se desmadra.

“Cristales de fuego” es sin duda la novela de ciencia ficción española más ambiciosa que he leído en mucho tiempo, y también la más desconcertante. Tras los primeros capítulos parece que el tono está bastante claro: se trata de una comedia ligeramente surrealista, con toques de Douglas Adams o Terry Pratchett aunque en un ambiente postcyberpunk. Justo entonces entra en escena un nuevo elemento, los cristales de fuego del título, como un recurso por cuyo control las múltiples razas del universo (sobre todo las cinco grandes potencias, incluyendo a los humanos) están dispuestas a ir a la guerra. Saltan a la palestra intereses políticos, alianzas, traiciones, planes en los planes de los planes y alienígenas de todo tipo y condición, lanzándonos al centro de un space opera trepidante a lo David Brin. Y por si fuera poco, un misterio cósmico se desvela como el elemento externo que puede eclipsar todo lo demás, proyectando sobre las civilizaciones galácticas una amenaza que supera en mucho sus capacidades tecnológicas… ¿o no?

Parece mentira que en algo menos de doscientas páginas tenga cabida la comedia, el space opera, la cifi hard, el cyberpunk… en un lío inmenso del que José Antonio Suárez consigue salir bastante bien parado. Hay pequeñas deficiencias: la trama política, diseñada de forma que puedan establecerse claras referencias con episodios recientes, no acaba de adaptarse al espacio (resulta bastante extraño, por ejemplo, leer sobre importancia estratégica por posicionamiento en rutas comerciales cuando las naves poseen capacidad de hipersalto), en cuanto a la parte científica, se nota que el autor no es del ramo (es licenciado en derecho, la ciencia es un interés personal) pues patina un poco en un par de conceptos (aun así, sorprende por su atrevimiento al emplearlos). Sin embargo, puede afirmarse que cuando va en plan cómico es gracioso, cuando se decanta por el space opera piroténico y grandioso y cuando le da al hard especulativo. La pena es que todos estos elementos no acaben de encajar bien. A veces transmite la impresión de que la novela está escrita a base de parches de tanto que cambia el enfoque. Quizás una mejor planificación previa que hubiera homogeneizado el estilo hubiera sido de agradecer (lo que acaba predominando es el estilo de la saga de la elevación de los pupilos de Brin).

Pero esto es buscarle tres pies al tapir malayo.  “Cristales de fuego” es una novela muy interesante que no podéis dejar escapar a poco que os atraíga lo descrito hasta el momento. Literatura amena y sin complejos, diseñada para entretener y hacer pensar un poquito. Para disfrutarla a tope sólo hay una receta: leerla tal y como ha sido escrita, sin prejuicios. Por mi parte, me ha inducido a comprar “Peregrinos de Marte” y, en cuanto tenga tiempo, rebuscaré en la pila de los pendientes “El despertar de Nuxlum“.

No quisiera terminar la reseña sin hacer referencia a la magnífica portada de Felideus. No suelen gustarme las elecciones de Parnaso para las portadas de Vórtice, pero en este caso hay que reconocer que han acertado de pleno.

Esto es lo que han opinado otros sobre la novela:

Otros libros del mismo autor reseñados en Rescepto:

Anuncios

~ por Sergio en julio 10, 2008.

5 comentarios to “Cristales de fuego”

  1. Esta serie de críticas sobre literatura española es de lo más interesante. Tengo curiosidad por ver en la “sección” dos novelas recientes que me han gustado especialmente: Danza de tinieblas y Pandora al Congo.

    Sobre la segunda novela, tiene ecos de Haggard y comentar, claro, que la “v.o” es en catalán, versión más recomendable que la traducida.

  2. “Pandora en el Congo” está leída y podría caer cualquier día (versión traducida). En cuanto a “Danza de tinieblas”, me temo que por ahora no está ni en la pila de lectura pendiente (que se alarga hasta casi el infinito), pero quién sabe… la premisa es interesante.

  3. Otro que escribió sobre ella tras acabarla en la playa el año pasado: http://www.ociojoven.com/article/articleview/983024/

  4. Perdón, el anterior era yo. Usaba la cuenta de mi hermano sin darme cuenta.

  5. Añadida a la lista. Es curioso, lo cierto es que la había leído mientras preparaba la entrada, pero a la hora de recopilar las reseñas se me escapó.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: