Pathfinder (o “El guía del ¿desfiladero?”)

Daba miedo, mucho miedo… arriesgarse con esta peli de indios contra vikingos (que no es un enfrentamiento bizarro entre jugadores de béisbol  y fútbol americano, pero casi), pero al final ni tanto ni tan manco. Es una peliculilla que puede disfrutarse si se va a verla en el estado de ánimo adecuado y de la que puedes olvidarte apenas sales por la puerta (trasera; cómo jode la tendencia actual de sacarte del cine por la puerta de servicio a callejones oscuros).

Pongamos primero las bases: “Pathfinder” carece de lógica, de estructura y casi de diálogo (lo cual se agradece). Pero bueno, no creo que nadie acuda a verla esperando encontrarse con una obra introspectiva. Lo que ofrece es exactamente lo que promete en su magnífico póster promocional: espadazos entre armarios roperos. Quien desee algo más aún está a tiempo de pillar la última de Potter (o puede alquilar “The prestige”, a.k.a. “Truco final”; ¡Qué cruz de traducciones!).

Pathfinder

En esencia, “Pathfinder” es una excusa para mostrarnos estampas que parecen sacadas del portafolio de Frank Frazetta con la más simple excusa argumental para hilvanarlas. El director saca el máximo partido a su modesto presupuesto, para ofrecernos aldeas indias sobre palafitos, drakkars naufragados, bosques ancestrales, glaciares, vikingos de dos por dos metros con cascos cornudos y mazas de pinchos y a Karl Urban ligero de ropa masacrando invasores como si no costase. Como se puede comprobar por el detalle de los cuernos, el rigor histórico brilla por su ausencia, pero es una cuestión premeditada. Todos en la película tienen muy claro lo que nos quieren ofrecer y si no siempre lo consiguen, al menos no se puede decir que no lo intentan con todas sus fuerzas.

La única película previa del director, Marcus Nispel, es el remake de “La matanza de Texas” de hace unos años (que nos presentó a Jessica Biel, algo por lo que estarle eternamente agradecidos), y con ella comparte buena parte de sus virtudes y defectos: buen ojo para la imagen impactante, una gran fotografía (en tonos apagados y fríos), aceptable mano para la acción, guión inexistente y nula innovación narrativa. Por añadidura, la inverosimilitud lastra enormemente a “Pathfinder”. El prota domina por ciencia infusa el arte de la esgrima y de la equitación y Rambo a su lado es el “recluta con niño”. Ante todo esto, sólo cabe desconectar el cerebro y disfrutar de la ambientación (sobresaliente), las mutilaciones (no están mal), la enésima horda arrasando un poblado (o el “momento Conan” de toda película de estas características que se precie) y los vikingos como deberían haber sido. Mención especial a los protas nórdicos Clancy Brown (ya ha llovido desde “Los inmortales”) y, sobre todo, Ralf Moeller (protagonista de “The Viking Sagas” y de la efímera teleserie sobre Conan), irreconocibles bajo los ropajes, el maquillaje, las barbas y la sangre.

Un detalle interesante es que los vikingos hablan en versión original subtitulada (lo cual mola) y no así los amerindios, aunque da la impresión de que la idea primigenia era sacarse de la manga un “Apocalipto” norteño (en determinado momento, Karl Urban grita en un idioma que sólo puede ser el adoptivo). La verdad, para las pocas frases que sueltan, hubiera sido un detalle curioso, y no creo que hubiera hecho descender todavía más los paupérrimos ingresos en taquilla.

En fin, que desde Rescepto ni la recomendamos ni la dejamos de recomendar. Puede ser entretenida bajo las condiciones prescritas, pero también perfectamente olvidable (e incluso puede producir alguna úlcera a los más puristas). See at your own risk.

~ por Sergio en julio 24, 2007.

Una respuesta to “Pathfinder (o “El guía del ¿desfiladero?”)”

  1. pues suena a peliculón, a ver si la veo :)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

 
A %d blogueros les gusta esto: