Esencias (I) La historia interminable

Hace un par de días parte del equipo redactor de Rescepto nos planteamos una cuestión de profundo calado (bastante más calado, al menos que las chorradas que se nos suelen ocurrir). Su enunciado vendría a ser el siguiente:

Imaginemos que ha ocurrido una catástrofe a nivel mundial. Han llegado los extraterrestres y han arrasado el planeta, entre los supervivientes se ha extendido una plaga de zombies, en la mayor parte de los refugios hay algún avaricioso y/o atontado que se deja abierta la compuerta blindada de cuatro toneladas de acero justo cuando está pasando el desfile del día del orgullo putrefacto y durante el frenesí devorador una lámpara de petróleo convenientemente encendida se rompe y convierte todos los ficheros reunidos con tanto mimo en previsión de un acontecimiento como el que antecede en una falla. Bien, pues de este panorama desolador supongamos que podemos salvar diez obras literarias. Pero no diez cualquier, sino las diez con las que sería posible volver a enseñar a la humanidad lo que es la literatura y que además aportaran lo máximo posible a la tan necesitada raza humana, que leyéndolas comprendieran lo que es el hombre, lo que no debe ser y lo que podría llegar a alcanzar.

La verdad es que tenemos muchas carencias, y sólo llegamos a cinco con las que estuviéramos en absoluto de acuerdo (de ésas que nos sentíamos capaces de defender delante del tribunal que nos pusieran por delante). Y para exponerlas aquí, en el blog, ningún epígrafe mejor que el de ESENCIAS.

Hoy pondremos aquí unas líneas sobre la primera. No lo es por ninguna razón en especial, es decir, no la consideramos la más importante de las cinco. Se trata sólo de que por alguna había que empezar, y le ha tocado a “La historia interminable” de Michael Ende (“Momo” estaría muy cerca de alcanzar la misma consideración, pero pensamos que tal vez se queda un pelín corta, seguro que entraba entre las 100 obras “esenciales”, pero como por ahora nos atendremos a la primera decena…).

Bien, ¿por qué “La historia interminable”? La pregunta debería ser más bien: ¿Cómo no? Ya lo piensa bien el propio Bastian:

Miró fijamente el título del libro y sintió frío y calor a un tiempo. Eso era, exactamente, lo que había soñado tan a menudo y lo que, desde que se había entregado a su pasión, venía deseando: ¡Una historia que no acabase nunca! ¡El libro de todos los libros!

historia_interminable

 “La historia interminable” tal vez no sea el libro de todos lo libros, pero sí nos enseña la fuente de todas las historias. Es la Fantasía absoluta. Es un libro con mensaje en el que éste es tan poderoso y tan fundamental para la trama que no molesta que te estén aleccionando, porque ¿cómo puede molestar el que te cuenten, no una opinión, sino la verdad indiscutible? Es, además, un libro distinto cada vez que lo lees. Qué descubrimiento, cuando llegas por enésima vez a su segunda parte y, de repente, posees suficiente experiencia para entender su significado. Entonces vuelves sobre la primera mitad, que tanto te ha fascinado desde niño, y la redescubres con nuevos ojos, y entiendes que todo está entrelazado, como dos serpientes, una oscura y una clara, que se muerden las colas.

En sus páginas recordamos que Fantasía es infinita, pero que no siempre está ahí, al alcance de la mano, sino que a menudo hay que hacer un esfuerzo por dejar de esforzarnos demasiado. Y qué decir de quien tenga aspiración a juntaletras. Imposible beber de sus páginas y no imaginarse añadiendo una nueva raza o un nuevo reino a Fantasía. Es un poder inmenso, pero, al mismo tiempo insignificante, puesto que no tiene merito acrecentar lo que ya es inconmensurable.

Al parecer (ya lo iréis comprobando) estamos un poco obsesionados con el acto creador mismo (o con el lenguje y su uso), pues casi todos nuestros esenciales tratan en mayor o menor medida sobre esta cuestión. “La historia interminable” es, en definitiva, una obra sobre la imaginación, un tratado sobre qué, cómo, por qué y sobre quién emplearla. Es la historia de todas las historias. Y por ello tendría un puesto de honor en nuestra minibiblioteca de supervivencia.

Pues sí, va a ser que estamos bastante seguros de que esta novela es inatacable en nuestra selección post-holocáustica. ¿Qué opináis vosotros?

~ por Sergio en mayo 3, 2007.

3 comentarios to “Esencias (I) La historia interminable”

  1. en serio lean la historia interminable y crearan no solo un mundo de ilusiones y fantasia, creeran en todo lo que hay ahi dentro, dejaran a un lado sus temores, sus tormentos, sus diferencias, el rechazo, poque este libro nos envia un mensaje muy grande, el cual solo podran entender al leerlo. tan solo piensen en porque le emperatriz infantil no hace diferencias ante todos los seres de fantasia, o como es que atreyu tuvo el valor de enfrentar todos esos retos sin temer morir en el intento, como es que a veces dudamos como bastiàn el hacer lo que deseamos, el que pensaran de nosotros, o el que la nada nos llevara tan asi, de repente sin tratar de evitarlo o el solo crear historias que puedan hacerse realidad. la verdad es que este libro es el mejor que he leido y lo seguirà siendo. para todos los que creen en la fantasia, y que creen que no esta tan lejos de lo que imaginamos, y tambien para los que no lo creen. esta historia es como un sueño hecho realidad.

  2. Esto es tan antiguo que seguro que flipas al encontrar un comentario aquí, pero me quedaron ganas de saber las otras cuatro esenciales. ¿En qué quedó la cosa? Porque no he encontrado ni rastro de las entradas que debían seguir a esta.

    Un saludo

    • ¡Ay! No lo recuerdo con exactitud. Es verdad que este propósito fue víctima de la cancelación de Rescepto, el ezine, y no lo retomé durante el proceso de transformación del blog (de colectivo a personal). Si no me equivoco, el siguiente en la lista era “1984”, pero no sabría decirte de los tres restantes.

      Lo cierto es que hoy por hoy no sé si soy un poco más sabio o un poco más consciente de mis limitaciones, pero no me atrevería a dejar reducida la lista a cinco títulos. Si cuando se trata de hablar sólo de fantasía (estrictamente hablando) ya me está costando mencionar sólo 100 (lo que me recuerda que “La historia interminable” hace tiempo que se merece en el nuevo Rescepto una reseña en condiciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

 
A %d blogueros les gusta esto: