Día del libro (electrónico)

Pues sí, hoy es ese día en el que buena parte del público lector se compra (o le compran) su libro anual (según las estadísticas, basta con leer un libro al año para poder considerarte lector). En Rescepto no vamos a celebrarlo de un modo especial. En primer lugar, porque ya hay otros días para saquear nuestras librerías de saldos y babear sobre las últimas novedades, que sólo vamos a poder catar en una fracción irrelevante (aunque acabamos comprando al menos el triple de lo que podemos aspirar a leer en un año bueno). En segundo, porque estamos un poco en la competencia, ¿no? Vamos, que lo nuestro es la literatura, sí, pero en electrónico, lo cual nos hace pensar si podemos sentirnos incluidos en los fastos o si deberíamos reivindicar nuestra propia fecha en el calendario.

Sería muy bonito poder decir eso de que la e-literatura es el futuro, pero con un presente tan… rarito, pues la cosa no está para sacar mucho pecho. Por un lado, parece evidente que la situación editorial actual es insostenible, básicamente porque no hay suficientes bosques para tanto despilfarro (siendo el 90% de los libros artículos de un solo uso, parece la cosa bastante irresponsable). Sin embargo, aún está por llegar una alternativa efectiva, que no sólo satisfaga a ecologistas, sino también al público, a los escritores y a los editores (que tendrán que reconvertirse, al igual que hace poco leí sobre Kodak adaptándose al aúge de la fotografía digital).

Nuevos formatos, nuevos sistemas de distribución y nuevas formas de retribución. No me valen chorraditas New Age sobre el Creative Commons a mansalva, porque aspiro a cierta calidad en lo que leo y eso sólo se consigue a largo plazo profesionalizando… Ya nos gustaría poder pagar a nuestros colaboradores (hey, y cobrar algo nosotros tampoco estaría nada mal). Claro que para eso tendríamos que conseguir una legión de fervorosos lectores, dispuestos a prestar apoyo económico a un proyecto electrónico (que como no gasta papel, se sostiene en un aire virtual, por supuesto). En realidad, tampoco hay que cargar las tintas demasiado en el medio. Las revistas en papel tampoco es que estén pasando por su mejor momento. Podríamos crear también un día para ellas, que me temo que no están incluidas en el día del libro. Ya puestos, vamos a por todas y propongamos un día de la revista freak, aunque sólo serían rentables sacando un número al año; pongamos que saliendo por mediados de abril.

En fin, que sí, que mola mucho el díadellibro, uno de los pocos (junto a San Valentín, el día del Padre y el de la Madre) que se han conseguido asentar en el proceloso mundo del calendario consumista. Pero cuidado, que no existirá por siempre. No al menos tal y como lo conocemos. Y aquí nos quedamos. Nada de aportar soluciones o analizar el futuro  (para eso podéis visitar “Los monstruos felices” de nuestro colaborador Alfredo Álamo, que ha elucubrado algo al respecto en unas cuantas entradas).

No, nosotros somos más modestos. Nos contentamos con ir explorando algunas de las cuestiones que tal vez surjan a medida que se vaya desarrollando la nueva realidad editorial. Lo hacemos de forma aplicada, porque queremos. Ni pretendemos crear escuela, ni mostrar el camino a generaciones futuras. En todo caso, quizás sí ofrecer un atisbo de lo que se nos avecina. A lo mejor nos equivocamos miserablemente, a lo mejor acertamos por casualidad en algo, ¿pero acaso no es maravilloso poder contemplar los primeros pasitos de un bebé?

Hala, a leer Rescepto, que tal vez, sólo tal vez, se encuentre, como Max Headroom, 20 minutos en el futuro.

~ por Sergio en abril 23, 2007.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

 
A %d blogueros les gusta esto: